20 DE AGOSTO: NATALICIO DE BERNARDO O’HIGGINS

Bernardo Ohiggins Riquelme

Biografía e Ilustraciones: Instituto O’higginiano

Padre de la Patria para algunos, traidor para otros, pero hay sin lugar a dudas dos cosas concretas y verdaderas en relación a la figura de Bernardo O’higgins:

1.- El acta de la Independencia de Chile está firmada por él.

2.- Fue aquí en Maipú donde se fundió en un histórico abrazo con José de San Martín tras lograr el triunfo definitivo sobre los realistas.

Y por conmemorar el día de hoy un nuevo natalicio de este procer de la patria, es que en Revista Mi Gente les queremos compartir la biografía del primer Director Supremo de nuestro país.

Bernardo O’higgins Riquelme nació en Chillán un 20 de agosto del año 1778, hijo de Ambrosio O’Higgins  e Isabel Riquelme, una joven 40 años menor que él.

Bernardo vivió en Chillán durante 4 años, luego fue enviado a Talca hasta 1788 cuando vuelve a Chillán quedándose en casa de un amigo de su padre, quien era Gobernador de Chile para ese momento. Dos años más tarde, su padre lo envía a Lima para seguir sus estudios y luego en 1794 es enviado a Londres, Inglaterra, para completarlos.

Mientras estaba en Inglaterra, conoció a su profesor de matemáticas Francisco de Miranda, quien luego se convertiría en su amigo, posteriormente ayudó a la independencia en América.

En 1799, recomendado por su padre Ambrosio, intenta ingresar en la academia militar de Cádiz, España, fracasando debido a que su nombre hasta ese momento era Bernardo Riquelme. Sin dinero, pide autorización para volver a Chile, sin embargo, una nueva guerra entre España e Inglaterra lo complica, ya que es apresado en el barco que lo trasladaba, él y los demás tripulantes fueron llevados a Gibraltar y liberados.

Después decide volver a España, donde es atacado por la fiebre amarilla quedando al borde la muerte, salvándose porque le suministraron Quina. Durante este tiempo, Bernardo mantiene sus ideas revolucionarias acrecentadas por Francisco de Miranda, esto llega a oídos de su padre quien pide que sea despedido de la casa donde aloja. Bernardo envía una carta solicitando el perdón de su padre quien en ese momento ya era Virrey del Perú. Sin embargo, nunca tuvo respuesta ya que murió en 1801, lo cual permitió que Bernardo en 1802, pueda regresar a Chile a cobrar su cuantiosa herencia y comenzar a llamarse definitivamente Bernardo O’Higgins Riquelme.

Regreso a Chile

Una vez en Chile, se planteó continuar con sus ideas revolucionarias y tomar acción para llevarlas a cabo, es así como forma un regimiento, es elegido Alcalde de Chillán en 1806 y al enterarse que el 18 de septiembre de 1810 se formó la Primera Junta de Gobierno en Chile, y su presidente Mateo de Toro y Zambrano un anciano de 83 años, decide comenzar la lucha, ingresando al Ejército Patriota.

En 1811, la Junta decide formar el Congreso, abriendo las postulaciones a Diputados, momento en que Bernardo junto a  un grupo de personas se postulan, logrando ser elegido para representar a Los Ángeles. Sin embargo, una enfermedad lo mantuvo alejado un tiempo. Al regresar al congreso y miembro de la Junta de Gobierno se da cuenta de situaciones que no le agradan y termina renunciando para retornar a su hacienda Las Canteras, en donde reúne a su regimiento nuevamente para hacerle frente a los que vienen atacando del norte.

Batallas por la Independencia de Chile

O'Higgins - Cruce de los andes

Ya en 1813 Bernardo O’Higgins ingresa al ejército bajo el mando de José Miguel Carrera, comenzando la lucha por independizar Chile, en estos momentos el control español sobre colonias americanas, se encuentra debilitado por los deseos de expansionismo de Napoleón Bonaparte sobre España. Debido al mal manejo de las tropas por parte de Carrera, fue sorprendido en la batalla de El Roble durante Octubre de 1813, sin embargo, O’Higgins intervino con una gran cantidad de soldados y logró el triunfo, por esta razón, reemplazó a José Miguel Carrera al mando del ejército patriota.

Se suceden batallas tras batallas, hasta el Desastre de Rancagua, luego del cual, O’Higgins se retira a Argentina, en donde puede reorganizar al ejército libertador con la ayuda del gobernador de Mendoza, José de San Martín, junto al cual, en 1817 cruzan la Cordillera de los Andes al mando de unos 5.000 hombres para volver a la lucha por la Independencia.

De ahí en más, San Martín será su aliado, combatiendo en varias batallas, siendo la más importante la Batalla de Maipú en donde finalmente se logra el triunfo y con un O’Higgins herido se abrazan para celebrar la victoria, marcando la Independencia de Chile que había sido firmada con anterioridad el 12 de febrero de 1818.

Director Supremo

En 1817, Bernardo O’Higgins Riquelme fue nombrado Director Supremo de Chile, cargo que ejerció hasta su abdicación en 1823. Durante su gobierno, fue creando muchas obras importantes que hasta el día de hoy perduran, tales como el Mercado Central, la Escuela Militar, fundó la ciudad de Vicuña, entre varias más.

Abdicación

Comenzando 1823, sus opositores liderados por Ramón Freire, se organizaron para sacarlo del poder porque consideraban ilegítimo que ejerciera los tres poderes del Estado (Legislativo, Judicial y Ejecutivo). Por esta situación, se llamó a cabildo abierto, en el cual, Bernardo O’Higgins a petición de los demás, decide abdicar y autoexiliarse en Perú junto a su familia. En Chile, Ramón Freire fue nombrado Director Supremo provisional.

Abdicacion-Ohiggins-bio

Muerte de Bernardo O’Higgins

Tumba de Bernardo O'Higgins

 

Bernardo O’Higgins, luego de abdicar al poder se autoexilió en Perú, donde vivió hasta sus últimos días, poco tiempo antes de su fallecimiento solicitó un notario para dejar constancia de su testamento, en donde manifestaba su deseo de dejarle todos sus bienes a su hermana Rosa, con la condición que ella entregara una parte a Demetrio O’Higgins. Finalmente, el 24 de octubre de 1842 a las 12:30 horas, Don Bernardo O’Higgins falleció en su domicilio del Jirón de la Unión en Lima, a los 64 años de edad. Sus restos fueron enterrados en Lima.

En 1844, el 13 de julio: Se aprobó la ley para repatriar los restos de Don Bernardo. Sin embargo, no fue hasta 1868 cuando zarparon desde Valparaíso hacia Callao, Perú para traer los restos mortales del prócer.

El 13 de enero de 1869, con honores se sepultan en el Cementerio General de Santiago, los despojos mortales del Libertador O’Higgins. Su cuerpo quedó en un mausoleo de mármol de Carrara que había donado su hijo Demetrio.

Por último cabe mencionar que el 10 de marzo del año 2006, las cenizas de Don Bernardo fueron trasladadas, ahora en forma definitiva, a la nueva cripta subterránea de la Plaza de la Ciudadanía en Santiago de Chile.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Cultura, Nacional, Noticias
© 2017 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: