78.000 denuncias por delitos sanitarios ingresaron a Fiscalías Metropolitanas en 2020

Información y Fotografía: Fiscalía Metropolitana Occidente

Un total de 78.000 denuncias por infracciones al Artículo 318 del Código Penal ingresaron a las cuatro Fiscalías Regionales de la Región Metropolitana entre enero y diciembre de 2020. Así lo informaron los Fiscales Regionales Metropolitanos durante la Cuenta Pública Anual, efectuada este jueves vía streaming, ceremonia en la que abordaron el trabajo del Ministerio Público en medio de la emergencia sanitaria en lo que respecta a la persecución penal de tres categorías de delitos: Robos Violentos, Crimen Organizado y delitos VIF (violencia intrafamiliar y violencia de género).

De acuerdo a lo indicado durante la Cuenta Pública de las Fiscalías Metropolitanas, los delitos sanitarios registraron un alza de 780% el año pasado con respecto al 2019, y representaron un 12,6% del total de los delitos ingresados en ese período, que sumaron 551.560. En esta Cuenta Pública cada Fiscal Regional Metropolitano abordó una temática específica, incluyendo el funcionamiento y tramitación de causas durante la pandemia, a cargo del Fiscal Metropolitano Centro Norte, Xavier Armendáriz; la persecución de delitos vinculados al crimen organizado, que detalló el Fiscal Metropolitano Sur, Héctor Barros; la investigación de Robos Violentos, dada a conocer por el Fiscal Metropolitano Oriente, Manuel Guerra; y la persecución penal de los delitos de violencia intrafamiliar y violencia de género durante la emergencia sanitaria, a cargo del Fiscal Metropolitano Occidente, José Luis Pérez Calaf.

En la oportunidad se informó, asimismo, que durante el año pasado se registró un alza de 9 puntos porcentuales en la cantidad de imputados conocidos respecto del periodo anterior, pasando de un 35% en 2019 a un 43% en 2020, asociado principalmente a delitos vinculados con la pandemia.

GESTIÓN DEL MINISTERIO PÚBLICO DURANTE LA PANDEMIA

En su discurso, el Fiscal Regional Metropolitano Centro Norte, Xavier Armendáriz, destacó que desde el inicio de la pandemia las Fiscalías Metropolitanas han realizado una ininterrumpida serie de ajustes de funcionamiento y cambios tecnológicos de manera de mantener la operación y fortalecer la atención de usuarios a distancia. De acuerdo con el Sistema de Atención de Usuarios, durante el periodo los fiscales y funcionarios atendieron a más de 409 mil personas, correspondiendo el 67% a atenciones vía informática o telefónica. Asimismo, para la recepción de denuncias, Armendáriz indicó que se habilitaron correos electrónicos, medio que permitió el ingreso de 22 mil denuncias a nivel metropolitano.

PERSECUSIÓN PENAL AL CRIMEN ORGANIZADO

En lo relativo al crimen organizado, el Fiscal Regional Metropolitano Sur, Héctor Barros, destacó  que vinculado a la Ley 20.000, el año pasado se desbarataron 8 asociaciones ilícitas con 78 imputados formalizados y se formalizaron 11 causas por el delito de lavado de activos. Asimismo, informó que se incautaron más de 8 toneladas de droga en total en el Gran Santiago, además de la incautación de más de 700 armas de fuego y miles de municiones. Igualmente, abordó la desarticulación de organizaciones criminales dedicadas a delitos de robos, tráfico de migrantes y secuestros. También se refirió al esclarecimiento de todos los atentados con explosivos, registrados en la región metropolitana en los últimos años, con sus imputados condenados o en prisión preventiva a la espera del respectivo juicio. Al respecto dijo que aquello “muestra la eficiencia alcanzada por los equipos especializados que actualmente operan en la Fiscalía Sur y Carabineros”.

Al referirse a los desafíos de persecución penal al crimen organizado, el Fiscal Barros reconoció la necesidad de actualizar la legislación vigente sobre la materia, lo que según dijo, debe contar con la asesoría de actores operativos con experiencia, como policías, fiscales y jueces y siempre a partir del estándar probatorio ya afianzado y la jurisprudencia ya alcanzada. Del mismo modo, sostuvo que es urgente actualizar la legislación en lo referente al uso y alta circulación de armas de fuego, dado que las organizaciones criminales aprovechan estratégicamente las deficiencias legales actuales, lo que tiene impacto directo en la comisión de diversos delitos violentos en toda la región.

Finalmente anunció el fortalecimiento de las investigaciones al tráfico barrial, en diversos puntos de Santiago, con la desarticulación patrimonial de las organizaciones criminales que allí operan y la creación de una nueva Fiscalía de Alta Complejidad y Crimen Organizado en la zona sur de Santiago.

ROBOS

El Fiscal Regional Metropolitano Oriente, Manuel Guerra, destacó el arduo trabajo realizado por las fiscalías metropolitanas  en la investigación de delitos de robo y “la baja de un 23,36% que han experimentado los delitos de robos en sus diversas categorías durante el año 2020 en relación con el año  anterior, lo cual se tradujo en cerca de 40 mil delitos menos, lo que significa un aporte a la paz social y a la tranquilidad de nuestros ciudadanos, siendo este resultado el fruto de la acción coordinada de las Fiscalías Metropolitanas con la comunidad y las policías”.

En la cuenta pública 2020 destacó el resultado de importantes indagatorias y el esclarecimiento  de hechos que fueron llevados a juicios obteniéndose altas penas, como la condena a presidio perpetuo para uno de los culpables del delito de robo con homicidio contra Aldo Caiozzi, el foco investigativo  que permitió desbaratar a bandas dedicadas a las llamadas “encerronas” en Pudahuel, la detención de los autores del robo al aeropuerto y la condena a perpetuo simple contra tres imputados por el delito de robo con homicidio contra un teniente de carabineros en San Joaquín.

DELITOS VIF EN PANDEMIA

Con un total de 49.513  causas, casi un 10% de la cifra total de las denuncias ingresadas en las cuatro fiscalías que componen la Región Metropolitana correspondieron a Violencia Intrafamiliar (VIF) o Violencia de Género. Así lo informó el Fiscal Metropolitano Occidente, José Luis Pérez Calaf, quien aseguró que si bien en los primeros meses de las medidas de confinamiento, las denuncias por delitos VIF tuvieron una disminución –asociada, muy probablemente, a la imposibilidad de las víctimas de dejar sus hogares-, las cifras han vuelto a sus tasas históricas, a medida que las distintas comunas empiezan a desconfinar a sus habitantes.

El persecutor destacó que, dada esta realidad, el Ministerio Público ha implementado una serie de iniciativas para agilizar la presentación de denuncias por parte de las víctimas. Algunas de las medidas implementadas incluyen la recepción de denuncias por correo electrónico, en casillas destinadas especialmente a esos efectos, y la solicitud de medidas cautelares anticipadas. “La Fiscalía Occidente estableció la derivación y asignación prioritaria a la Unidad de Víctimas y Testigos (URAVIT) de las denuncias VIF recibidas por correo electrónico y dispuso la concurrencia de los equipos de Uravit a los domicilios de las víctimas a fin de brindar atención y entregar elementos de protección como alarmas y celulares, evitando así el desplazamiento hasta las Fiscalías”, sostuvo.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: