Alimentos ricos en vitaminas y minerales que deberían consumirse más a menudo

Texto: Revista Mi Gente – Fotografía: Internet

Los complementos alimenticios son productos que, en muchas ocasiones, no tiene sentido consumir. Salvo que un profesional de la salud lo recomiende, las personas sanas pueden obtener los nutrientes y micronutrientes necesarios para la salud a través de la alimentación. Una de las medidas más importantes que debemos incorporar a nuestra dieta si queremos estar saludables es incorporar más fruta fresca y verduras.

Los alimentos ultraprocesados, de los que en muchas ocasiones abusamos, son también conocidos como superfluos. Es decir, tienen muchas kilocalorías, pero muy pocas de ellas se corresponden con nutrientes interesantes para la salud. Por esa razón, es importante fijarse en que los alimentos que consumamos tengan una alta densidad nutricional.

Es decir, que los alimentos tengan una cantidad de nutrientes importante con respecto a su valor energético. Identificar estos alimentos puede parecer difícil a priori, pero en realidad los más nutricionalmente densos son conocidos: las frutas, las verduras, las legumbres, los frutos secos, las proteínas con pocas grasas saturadas.

A continuación, les mencionamos cuatro alimentos con una buena relación entre kilocalorías y nutrientes, según un estudio de la Universidad de Harvard.

LAS PALTAS: La fruta de los desayunos más modernos es una de las más calóricas que existen, cada 100 gramos contienen 141 kilocalorías. Sin embargo, no se relaciona con el sobrepeso ni con la obesidad. De hecho, las paltas son un alimento muy saludable por contener grasas cardiosaludables.

LAS ALMENDRAS: Este fruto seco destaca por ser un alimento altamente energético —contiene más de 600 kilocalorías en cada 100 gramos—, pero encierra en su interior un gran número de nutrientes beneficiosos. Para empezar, tiene un alto porcentaje de grasas cardiosaludables y, además, tiene una buena proporción de proteínas.

EL YOGURTH: Este lácteo, que se obtiene de la fermentación de la leche, concentra todos los beneficios de la bebida. Para que sea realmente beneficioso, el mejor yogurth que podemos consumir es el natural o el griego natural. No son alimentos especialmente calóricos; de hecho, el yogurth natural no alcanza las 60 kilocalorías por cada 100 gramos. El griego sí es más energético al tener más grasas procedentes de la nata naturalmente presente en la leche.

EL HUEVO: Aunque hace unos años se creía que había que moderar el consumo de huevo porque, supuestamente, subía los niveles de colesterol en la sangre, ahora se ha descubierto que esto no es cierto. Los huevos son una fuente de proteínas muy saludable que se puede comer, incluso, todos los días.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: