ALTERACIONES DE PIGMENTACIÓN EN LA PIEL

pigmentacion

Texto: Revista Mi Gente – Fotografía: Archivo

La aparición de zonas despigmentadas y su fenómeno contrario, la hiperpigmentación en ciertas áreas del cuerpo, es un trastorno para nada infrecuente (5% de la población), y desde luego, constituye un motivo de honda preocupación y pesar para quien las padece, sobre todo cuando la alteración se ubica en la cara, el lugar más valorado y cuidado de la anatomía, y considerado la principal carta de presentación que tenemos hacia los demás. La idea de fealdad que pudieran proyectar manchas en la cara acarrea una innegable repercusión de orden psicológico, cuya importancia y gravedad dependerá del tipo de personalidad del sujeto con la alteración.

El color de la piel depende de ciertas células ubicadas en la epidermis, llamadas melanocitos, en cuyo interior se produce la melanina, pigmento cuyo grado de concentración determina pieles claras o morenas.

Despigmentación de la piel

La despigmentación obedece a una disminución de la producción de melanina. Las tres causas de este trastorno son el vitiligo, el albinismo y la despigmentación que resulta de procesos inflamatorios de la piel (erosiones, quemaduras).

El vitiligo afecta entre el 1 y 2% de la población y su causa se desconoce. En ciertos casos se observa un componente familiar o hereditario. Suele verse acompañando de otras enfermedades, como diabetes, anemia, alteraciones de la glándula tiroides, pero no hay nada concluyente al respecto.

La despigmentación del vitiligo es mas o menos simétrica y bien delimitada. Pueden ser pequeñas manchas aisladas o extenderse hasta ocupar gran parte del cuerpo.

No existe ningún tratamiento realmente efectivo, por eso se recomienda el uso de técnicas cosméticas y protegerse del sol, dado que la piel despigmentada es muy sensible a la luz solar.

El Albinismo es un trastorno hereditario caracterizado por una falla de los melanocitos que no pueden fabricar el pigmento melanina. La persona albina tiene una piel absolutamente desprotegida contra la luz solar, por lo tanto, debe extremar los cuidados al respecto.

La despigmentación por lesiones inflamatorias corresponde a la cicatriz dejada por heridas o quemaduras.

Hiperpigmentación de la piel

La luz solar es el principal agente de pigmentación de la piel y representa una reacción de protección normal del organismo frente a la radiación solar de la época estival. Diferente situación es el desarrollo de focos con mayor concentración de melanina provocando manchas o zonas hiperpigmentadas. Hay enfermedades de tipo hormonal que los médicos deben estudiar cuando se enfrentan a pacientes con estas áreas de hiperpigmentación. Una afección clásica debida al cambio hormonal, es la pigmentación de la embarazada, denominada cloasma o paño. Las manchas, bastante típicas, se ubican en las mejillas, sienes y frente. Estas manchas desaparecen lentamente y casi por completo después del parto, los anticonceptivos también pueden desarrollar manchas de hiperpigmentación en algunas mujeres, similares a las de las embarazadas.

Otra causa de hiperpigmentación que no se debe pasar por alto, es aquella inducida por algunos medicamentos. La amiodarona, tetraciclina, hidroquinona, cloroquina y otros, cuando son usados por períodos prolongados, pueden pigmentar la piel.

Las personas de piel morena pueden desarrollar hiperpigmentación en lugares donde han sufrido heridas o contusiones.

Las manchas de hiperpigmentación que no sean susceptibles de corregir, ya sea retirando el medicamento responsable o tratando aquellos eventuales trastornos hormonales, no tienen hasta el momento un tratamiento efectivo, debiéndose recurrir entonces, al igual como ocurre con la despigmentación, a soluciones de tipo cosmético.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Nacional, Noticias, Salud
© 2017 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: