CCS ve con preocupación falta de profundidad de proyectos para reducir la Jornada Laboral

Información y Fotografía: Cámara de Comercio de Santiago

En un foro de análisis técnico sobre reducción y flexibilización de la jornada laboral, al cual asistieron más de 700 empresarios y ejecutivos, la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), representada por su vicepresidente, Edmundo Hermosilla, manifestó su preocupación por “la falta de profundidad con que se ha actuado, habiendo ya pasado a discusión en sala uno de los proyectos”.

Participaron de este encuentro el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, los economistas Ricardo Paredes y Gonzalo Sanhueza, y el abogado Cristián Saieh.

En su discurso, el representante de la CCS resaltó la importancia de un debate técnico dado que “cada vez más voces piden mayor seriedad en este proceso, por las enormes implicancias que puede tener para nuestra sociedad”.

En este marco, se refirió a iniciativas anteriores “bien inspiradas, pero cuya aplicación han significado problemas o retrocesos en aquellos ámbitos que se pretendió proteger o desarrollar”.

Entre éstas resaltó la rebaja a la Tasa Máxima Convencional, que entró en vigencia a fines de 2013, que buscaba beneficiar a los deudores con crédito más barato. “Durante la discusión el legislativo tuvo sobre la mesa distintos estudios, que advertían que la reducción de la TMC quitaría acceso al crédito formal a los deudores de menores ingresos. Pese a ello, se legisló en contra de las recomendaciones técnicas y se estima que cerca de 300 mil deudores quedaron sin acceso al crédito formal a causa de la medida”.

También se refirió a la última reforma tributaria “que lejos de contar con un buen marco que promueva el ahorro, la inversión y el crecimiento, de nuevo está en el Parlamento para una siguiente revisión”.

Respecto al proyecto de disminución de la jornada, el gremio señaló que “ni siquiera podemos hablar de una mala evaluación, porque simplemente ésta no se ha podido encontrar”.

La Cámara de Comercio de Santiago manifestó que “un proyecto que reduce la jornada legal de 45 a 40 horas y que pretende imputar el tiempo de colación a la jornada de trabajo, es evidente que una contrapartida directa e inevitable es un encarecimiento en el costo salarial de las empresas que, sumado a los proyectos de sala cuna y la reforma previsional, podría llegar entre un 15% y 29%, coincidiendo con las estimaciones del presidente del Banco Central.

Respecto a quienes afirman que la disminución de 48 a 45 horas en 2005 no tuvo consecuencias, para la CCS estima se trataba “contexto muy distinto en términos estructurales y de coyuntura. Pese a ello, la creencia de algunos sectores de que no tuvo impactos negativos es -al menos- cuestionable: durante los 5 años siguientes, el crecimiento de la productividad laboral se redujo a menos de la mitad, casi lo mismo que la inversión, mientras que el crecimiento de la economía pasó de un 5,1% en los 5 años previos a un 3,5% en el quinquenio siguiente”.

El gremio señaló que el actual proyecto “terminará perjudicando a quienes pretende beneficiar, lo cual es especialmente grave considerando las grandes transformaciones y desafíos que estamos viviendo como sociedad. El comercio electrónico está cambiando el trabajo, la producción, a las empresas y a la forma de comprar. No podemos mirar hacia el lado, como si nada de esto estuviere ocurriendo”.

Finalmente, el vicepresidente de la CCS afirmó “nuestra primera responsabilidad como país, es defender la competitividad de nuestros trabajadores, dotar al mercado de la flexibilidad necesaria para maximizar las probabilidades de tener empleos de buena calidad y pensiones dignas. Igualar las oportunidades laborales  de jóvenes, mujeres, mayores de edad y trabajadores de menor preparación”. En este contexto pidió a las autoridades “no transformar las horas semanales trabajadas en un tema político y puntual, sino a realizar un estudio profundo, en los cambios que la economía digital implicará para Chile, pensando en cómo nuestros compatriotas se insertarán en el mundo que viene. Creemos que es necesario priorizar la agenda relacionada con el mundo laboral pensando en las personas. Darle sentido, coherencia y factibilidad a dicha agenda es fundamental, y dentro de ello no podemos desoír el tema de las pensiones. No hay que distraerse, es un tema urgente y es nuestro verdadero desafío hoy. Ese es el llamado que hacemos a nuestras autoridades”.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: