¿CÓMO SE DEBE CRIAR A HIJOS GEMELOS?

descarga

Texto: Revista Mi Gente – Fotografía: Internet

Los gemelos se forman por un óvulo que luego de ser fecundado por un espermatozoide se divide en dos, por lo tanto tienen la misma información genética, y son idénticos.

A pesar de ser iguales físicamente y ser del mismo sexo, ellos desarrollan diferentes rasgos de personalidad. El punto es cómo se logra dicha diferencia. Basándonos en la experiencia clínica vemos que desde el nacimiento existen diferencias entre ellos, como el peso al nacer, el hecho que uno tenga que ser intervenido quirúrgicamente y el otro no.

Estos hechos hacen que los padres en forma inconsciente se vinculen en una forma especial. Si tenemos a un gemelo que tiene poco peso al nacer o que presenta problemas físicos que requieren cierto cuidado, es natural que los padres lo sobreprotejan, que estén más atentos pues temen por su salud.

Los gemelos pueden ser distintos emocionalmente

Al criar gemelos es importante saber lo positivo que es tratarlos desde la cuna como individuos distintos y separados. Como son idénticos físicamente y tienen la misma edad, la tendencia natural de los padres es tratarlos como iguales. Es así que los visten con la misma ropa, les brindan los mismos juguetes, los bañan y los llevan a las visitas médicas juntos. Por esta razón, los gemelos crean un lazo muy fuerte entre ellos. Para que ambos crezcan felices y seguros como individuos, necesitan que los padres acepten las diferencias y propicien actividades por separado desde pequeños.

Cada vínculo humano es único e irrepetible

El carácter de la madre, temperamento del bebé y el momento en que nace influyen en la constitución del nuevo vínculo madre-hijo. En el caso de los gemelos se agrega que a pesar de tantas similitudes existen diferencias que luego influyen en la relación madre-hijo. A veces un gesto de un gemelo puede impactar en la madre y ésta reacciona de determinada manera y hace a ese vínculo único, ni mejor ni peor.  Los padres proyectan en forma inconsciente distintos aspectos personales en cada gemelo.

Los gemelos interactúan en el vientre materno, y cuando son pequeños ellos refuerzan sus conductas y hasta sus rabietas. La psicóloga holandesa Colk Feenstra escribió sobre el Síndrome de Intensificación Gemelar, que significa que un gemelo empatiza con el otro, si uno llora, el segundo comienza a llorar y el primero intensifica su llanto. Lo mismo sucede con las rabietas, uno empieza a expresar rabia, por ejemplo grita, llora, tira juguetes y el otro lo copia.

Es importante entender que no ayuda compararlos entre sí, sólo hay que verlos como dos seres separados.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Nacional, Noticias, Salud
© 2017 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: