CPLT ordena a la Armada entregar bitácoras de buques y submarinos que operaron en septiembre de 1973

Información y Fotografía: Consejo para la Transparencia

Acorde a las facultades que establece la Ley de Transparencia y a la jurisprudencia del Consejo para la Transparencia (CPLT) ante la denegación de acceso a información pública por parte de entidades públicas, el Consejo Directivo de la institución acogió el amparo deducido en contra de la Armada de Chile, ordenándole la entrega de copias de las bitácoras de buques y submarinos que operaron en septiembre de 1973 (rol C5281-18).

A juicio del CPLT, no se acreditaron las causales de reserva  alegadas, entre ellas, la seguridad de la Nación y el interés nacional, determinándose además que la mayoría de las unidades cuya información se requirió fueron dadas de baja hace más de 30 años y que el órgano reclamado hizo entrega de documentos como los solicitados con anterioridad de algunas de las unidades contempladas en esta solicitud, pero correspondientes a otros años.

El requerimiento de información sobre las bitácoras de 11 buques y submarinos, entre ellos La Esmeralda, se denegó –según se establece en los descargos de la Armada en la decisión del amparo del CPLT- dado que dicho organismo considera que su “publicidad, comunicación o conocimiento afecta la seguridad de la Nación, el interés nacional y el debido cumplimiento de las funciones de la Institución”.

Lo anterior puesto que permitiría deducir capacidades operativas de la Escuadra Nacional, así como recursos con los que ha contado, cuenta y destina la institución para su movimiento, de forma que “disminuye las capacidades de la defensa nacional, quedando vulnerables, ya sea en tiempo de paz y más aún, frente a cualquier riesgo que pueda significar una crisis”.

En contraposición, el Consejo para la Transparencia estableció el carácter de público de los antecedentes dado que del total de unidades, sólo una, el buque Escuela Esmeralda, continúan operativas y su principal función es servir de crucero de instrucción. Del grupo restante, la mayoría fueron dados de baja de acuerdo a lo informado por la web de la entidad naval.

Otro antecedente relevante que se consigna en la decisión del CPLT es que –acorde a antecedentes recibidos del solicitante- en oportunidades pasadas la Armada entregó información de bitácoras de alguno de los buques objeto de este amparo, pero en fechas diferentes, mencionándose el caso de las copias de estos documentos del crucero O’Higgins y del crucero Capitán Prat, entre otros.

La información solicitada deberá entregarse en un plazo de 15 días corridos a partir de este martes 28 de mayo.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: