DEMOCRACIA Y PARTICIPACIÓN

EdB-1

Texto: Pedro Albornoz V. – Fotografía: RIG

Han pasado 29 años del plebiscito con que los chilenos pusimos fin a 17 años de dictadura cívico-militar. De un tiempo a esta parte hemos visto una explosión ciudadana en el país, en simples palabras los chilenos nos cansamos de esperar esa alegría que nunca llegó, nos cansamos de que las cosas no funcionen de manera correcta. Los problemas de corrupción han sido sólo la gota que rebalsó el vaso. Creo que ya es tiempo que la participación ciudadana se haga presente en nuestro país, es necesario que los chilenos dejemos de estar anestesiados y no sigamos viendo pasar por nuestras narices como continúan operando de manera ineficiente varios organismos públicos sin darle la importancia que se merece. Las pensiones millonarias de amigos y parientes de autoridades mientras nuestros abuelos continúan recibiendo jubilaciones de hambre, la salud pública aún no ha podido entregar un servicio a su máxima capacidad, las listas de espera suman y siguen, etc…

Pero, ¿qué es la participación ciudadana?. Este concepto se relaciona principalmente con la democracia, son mecanismos que tiene la población para tener acceso a las decisiones en cuanto a la dirección que se le quiera dar al país, eso sin tener como obligación el pertenecer a un partido político o ser parte de las autoridades nacionales. Simplemente con la participación ciudadana, tal como suenan estas dos palabras, cada persona puede hacer valer su derecho a estar informado respecto a los proyectos que se realicen en su alrededor en todo ámbito, social y educacional. Esta es la época ideal para que todos comencemos a alertarnos respecto a ciertos temas que afectan a Chile, por eso es fundamental que todos quienes vivimos en esta patria seamos entes activos respecto a lo que tiene que ver con el bienestar y los proyectos que se desean realizar en esta larga y angosta faja de tierra que nos pertenece a todos.

Podemos entender la participación ciudadana como toda forma de acción colectiva que tiene por interlocutor a las autoridades del país y que intenta – con éxito o no – influir sobre las decisiones de la agenda pública. Por una parte, existe la participación ciudadana que se refiere a la posibilidad de intervenir en la toma de decisiones y por otra, la que enfatiza la toma de posición de un individuo, independientemente de su poder de intervención en las decisiones públicas. La participación debe ser vista como un proceso que incluye dos actores centrales, la autoridad y la sociedad.

Todos los chilenos debemos participar y exigir la información necesaria para estar al tanto de lo que se está haciendo en nuestro país, tener claro los proyectos y logros que han obtenido las autoridades que fueron elegidas por la población, para que al momento de realizar nuestro escrutinio en las urnas estemos conscientes de que la persona a elegir sea la más idónea para dirigir esta que es nuestra hermosa nación llamada Chile.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Nacional, Noticias, Opinion
© 2017 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: