Derecho a la paternidad presente

Texto: Pedro Albornoz V. – Fotografía: RIG

Este domingo 16 de junio acabamos de conmemorar en todo el país el Día del Padre, sin embargo, para muchos padres el mejor regalo sería el poder ejercer una paternidad presente, poder acceder a permisos en sus trabajos, horarios flexibles en sus jornadas, y otras regalías que les permitan estar presentes en cada etapa del desarrollo de sus hijos.

En ese sentido, la moción de los diputados Desbordes, Eguiguren, Luck, Rey, Sauerbaum y Torrealba expone que la tendencia internacional en relación a la infancia es que padres y madres participen equitativamente en el cuidado de sus hijos e hijas, como lo establece el Convenio 156 de la OIT. Es decir, se ha constituido como fundamental el que se implementen permisos, subsidios, horarios flexibles y servicios, dirigidos a trabajadoras y trabajadores, para facilitar el cuidado infantil, posibilitando que tanto hombres como mujeres puedan competir en condiciones de igualdad en el mercado laboral. Sin embargo, a la legislación chilena aún le falta ser modificada en este sentido.

Los autores exponen que la propuesta de ley tiene por objeto avanzar hacia una paternidad inclusiva en el crecimiento de los hijos e hijas, generando la posibilidad que ambos padres puedan asistir a los controles del niño sano hasta la época de lactante mayor (18 meses), siendo compensando por el trabajador -independiente del tipo de contrato- aquellas horas no trabajadas en su próximo feriado anual, laburando horas extraordinarias o de la forma que acuerden con el empleador.

Concretamente, la iniciativa agrega el siguiente artículo 66 quáter en el Código del Trabajo: «Los trabajadores dependientes regidos por el Código del Trabajo, padres o madres de niños o niñas no mayores de 24 meses, tendrán permiso para asistir a los controles del niño sano, hasta su último control de lactante mayor, compensando el tiempo no trabajado en su próximo feriado anual, laborando horas extraordinarias o de la forma que acuerden con el empleador. De no ser posible aplicar los mecanismos señalados en el inciso anterior se descontará el tiempo equivalente al permiso obtenido de las remuneraciones mensuales del trabajador, en forma de un día por mes, lo que podrá fraccionarse según sea el sistema de pago, o en forma íntegra si el trabajador cesare en su trabajo por cualquier causa. La solicitud del permiso deberá formalizarse por cualquier medio escrito físico o electrónico con 24 horas de anticipación, acompañando el documento que acredite dicha concurrencia».

Corresponde ahora discutir la iniciativa en el parlamento, ya que su aprobación sería un gran regalo para aquellos padres que por sus trabajos suelen perderse etapas importantes en el desarrollo de sus hijos, etapas que lo único que quisieran es estar presentes.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: