¿EL HOMBRE ES MÁS INTELIGENTE…O LA MUJER?

Salud Hombre y Mujer 1

Texto: Revista Mi Gente – Fotografía: Internet 

Desde la antigüedad el sexo masculino ha sido “quien la lleva” por ser considerado físicamente más fuerte e intelectualmente superior a la mujer. La historia demuestra que los grandes genios y más notables pensadores en todos los tiempos han sido siempre hombres. Esto se explicaría por el papel secundario de la mujer, encargada por siempre de la maternidad y labores domésticas. Recordemos que sólo a fines del siglo XIX y primeras décadas del XX recién la mujer entra masivamente a participar en política y a competir en el ámbito laboral. Hoy en día es aceptado es que hombre y mujer tienen una capacidad intelectual equivalente.

¿Qué es la inteligencia?

No existe consenso universal sobre la definición de inteligencia, por lo tanto, cuantificar la capacidad intelectual de un individuo es de partida una cuestión compleja, relativa y aproximada. La tarea no es fácil, pues deben incluirse una serie de variables muy diferentes unas de otras, tales como capacidad matemática, habilidad lingüística, inteligencia musical, inteligencia emocional o capacidad de resolver problemas emocionales, inteligencia social o empatía, inteligencia espacial o capacidad de abstraer imágenes, propia de arquitectos y diseñadores, y otra serie de capacidades a considerar, por eso, pretender llegar a la esencia del concepto inteligencia, es un tema todavía sujeto a controversia. En el fondo todos tenemos diversas capacidades que se proyectan en mayor o menor grado, cosa que también podemos observar en los animales. Vea usted la perfección de una telaraña o la ingeniería contenida en el nido de un ave, prodigios irrealizables por un humano. Observe la “humanización” de algunos animales, lo cual revela una capacidad de adaptación y aprendizaje.

Para resumir, digamos que, con relación a la especie humana, el nivel de desarrollo alcanzado por las diferentes capacidades sería lo que determina a fin de cuentas el coeficiente intelectual. Es de hacer notar que la astucia y erudición no son sinónimos de inteligencia. Cuento aparte es la genialidad, donde existe enorme desarrollo de una o muy pocas capacidades, muy por encima del promedio, y un nivel normal o incluso inferior en las demás capacidades, lo cual explica la inadaptación de muchos genios.

El hombre y la mujer

Con una simple mirada usted puede diferenciar sin mayor dificultad un individuo de sexo masculino de otro femenino, (bueno, casi siempre), lo cual implica que hombre y mujer tienen claras diferencias. Estas diferencias no solo son físicas, sino también intelectuales, es decir, la inteligencia masculina difiere de la femenina en cuanto a las capacidades de uno y otro.

Estas diferencias no son abismales, sino de matiz o de predominio. En general, el hombre tiene mayor habilidad para razonar lógicamente, resolviendo problemas abstractos y complejos (ciencias exactas, ajedrez). La mujer puede desarrollar un plan más práctico que el hombre destinado a lograr objetivos y metas que predeterminadamente se desean. (El oportuno consejo de la mujer explicaría aquello de “Detrás de un gran hombre, hay una gran mujer”. También lo maquiavélico que puede llegar a ser el sexo femenino cuando se propone algo). La mujer muestra mayor capacidad lingüística, de hecho, las niñitas hablan antes (al parecer, eso se mantiene toda la vida). Muchas mujeres son escritoras y aprenden con más facilidad un idioma (hay más traductoras que traductores). El hombre demuestra mayor inteligencia espacial y musical.

Resumiendo, se trata de inteligencias diferentes, con predominio de ciertas capacidades en el hombre y otras en la mujer, de lo cual resulta un complemento que reafirma el omnipresente equilibrio existente en la Naturaleza.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Cultura, Nacional, Noticias, Salud
© 9638 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: