EL HUMILLANTE IDA Y VUELTA DE LOS MAIPUCINOS EN TRANSANTIAGO

WP_20170606_018[1]

Texto y Fotografías: Revista Mi Gente 

El pasado lunes 5 de junio comenzaron una serie de desvíos y cambios de paraderos de buses en el centro de Maipú, todo esto a consecuencia de las obras del corredor del Transantiago, algo que ya tenía intervenido gran parte de nuestra comuna y que ahora se intensificó con el colapso de Avda. Pajaritos, nuestra principal arteria, producto de estos trabajos.

Muchas han sido las quejas de los maipucinos en redes sociales respecto al caótico traslado que deben enfrentar todos los días rumbo a sus respectivos lugares de trabajo y/o estudio, y luego en la noche al regresar a sus hogares.

Revista Mi Gente vivió en carne propia un traslado de ida hacia Santiago y luego un trayecto de vuelta hacia Maipú en Transantiago, y la verdad es que conversando con muchos vecinos surgió una nueva denominación para calificar lo que se vive desde el pasado lunes, y es que viajar en Transantiago ya no es algo “caótico”, pues “caótico” ha sido siempre, ahora se podría decir que se ha convertido en algo “humillante”.

Tanto en la mañana como en la tarde nos encontramos con un mar humano caminando desde el Metro hacia las nuevas paradas provisorias, fuimos testigos del hastío de los maipucinos “de a pié” por el calvario de trasladarse en locomoción colectiva hasta sus destinos, pudimos apreciar cómo incluso el estrés se apodera de algunos vecinos, quienes se disputan a empujones un lugar para poder subir al Transantiago, saliéndose incluso de sus casillas e insultándose con los demás en el fragor de la lucha por no quedar abajo de la micro.

Muchos concuerdan en que pareciera haber una falta de planificación en estos trabajos, por ejemplo Carlos, un obrero de la construcción que trabaja en Las Condes, nos comenta arriba de la 405 rumbo a su hogar que “aquí han roto todo Maipú, absolutamente todo y sin ninguna planificación, eso se nota porque puedes ver que hay muchas calles rotas en las que no se está trabajando ni nada, sólo están rotas, y ahí se ve que todo esto se está haciendo al lote”.

Por su parte, Sofía, una secretaria de una empresa de transportes ubicada en Estación Central, reflexiona que “a quienes nos gobiernan no les importamos nosotros, ¡claro!, dicen que esto es por el progreso, y puede que efectivamente así sea, pero no les importa el cómo lo vamos a pasar nosotros, para ellos nosotros tenemos que aguantarnos no más, así de simple”.

Así transcurre el “humillante” día a día de muchos maipucinos que se desplazan en locomoción colectiva.

A continuación, les compartimos algunas fotografías del desastre en el centro de Maipú.

WP_20170607_003[1]

WP_20170607_004[1]

WP_20170607_005[1]

WP_20170607_007[1]

WP_20170607_008[1]

WP_20170607_001[1]

WP_20170607_002[1]

WP_20170607_006[1]

WP_20170606_005[1]

WP_20170606_006[1]

WP_20170606_007[1]

WP_20170606_010[1]

WP_20170606_015[1]

WP_20170606_011[1]

WP_20170606_012[1]

WP_20170606_013[1]

WP_20170606_021[1]

WP_20170606_024[1]

WP_20170606_022[1]

 

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Nacional, Noticias
© 6722 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: