El Sol: dulce e invisible veneno

dia soleado

Texto: Revista Mi Gente – Fotografía: Internet

La exposición prolongada a los rayos solares puede provocar quemaduras de primer o segundo grado. Además, el daño es acumulativo. Por esto, los niños son los que corren mayor riesgo de desarrollar, en algún momento de su vida adulta, cáncer a la piel.

No importa si vive en la ciudad o en el campo; en la costa o en las montañas; el sol ya no es el dulce compañero de antaño. Debido a la irresponsabilidad del  ser humano, la capa de ozono que envolvía nuestro planeta  -y que nos protegía de los rayos dañinos del “Astro Rey”-, se ha visto paulatinamente debilitada. Inclusive, hace algunos años, apareció el denominado “hoyo de ozono”, el cual aumenta su diámetro con el paso del tiempo. Éste parte en la antártica y abarca gran parte de Chile.

Por ello, el sol -ahora-  es un aliado en el que no se puede confiar. Sus efectos se ligan directamente con algunos cánceres a la piel extremadamente agresivos. De esta manera, aún si vive en Maipú o sus alrededores y no sale a vacacionar, debe mantener una rutina de cuidado de la piel, usando una pantalla o protector solar.

En general, sólo en verano se habla de los efectos negativos que pueden tener los rayos solares en la piel. Sin embargo, los cuidados, para evitar daños como quemaduras, envejecimiento prematuro y cáncer cutáneo, deberían tenerse durante todo el año.

Según un estudio realizado el 2003, por el Departamento de Dermatología del Hospital Clínico de la Universidad de Chile,  durante los últimos 13 años se ha registrado un aumento de 116, 7 por ciento en la cantidad de  casos de tumores cutáneos. De ellos, el 75 por ciento se ubican en el rostro, zona siempre expuesta al sol. Los especialistas analizaron durante 10 años, un total de  cuatro mil 800 tumores cutáneos, en cinco hospitales públicos de Santiago.

Al respecto, los miembros del grupo de investigadores, explican que la mayoría de los pacientes son personas mayores de 60 años, lo que implica un daño por radiación acumulada.  Es decir, uno de los principales efectos negativos de la exposición continua y sin protección al sol, es la  aparición de cáncer a la piel.

De esta forma -exponen-, la mejor manera de evitar los efectos dañinos del sol,  es prevenir. “Por esto, se recomienda evitar la exposición al sol entre las 11 y las 15 horas. Además, utilizar sombrero de ala ancha y lentes que tengan protección UV, además de mantenerse a la sombra o bajo una sombrilla, aún en días nublados”.

“Asimismo,  nunca se debe exponer a los rayos del sol a niños menores de dos años y ocupar siempre protectores solares, con un factor 15 como mínimo;  y en el caso de pieles blancas, sobre 30”, precisan.

Sol Versus Cáncer 

El sol ya no es un amigo fiel. Por esto, es indispensable cuidarse de los rayos que emite, los cuales están directamente relacionados con algunos cánceres de la piel.

Si los más pequeños salen a jugar  procure que sea después de las 17.00 horas, para evitar problemas. Además, aplíqueles protector o pantalla solar, al menos una hora antes de salir al patio.

Es indispensable que los niños y niñas, desde pequeñas, tomen conciencia de lo importante que es usar protectores o pantallas solares, si van a estar expuestos al sol.

Nunca se debe exponer a los rayos del sol a niños menores de dos años. Asimismo,  se deben ocupar siempre protectores solares con un factor 15 como mínimo. En el caso de pieles blancas debe ser  sobre 30.

Según investigaciones realizadas por el Centro para la Prevención y el Control de las Enfermedades de Estados Unidos, el cáncer cutáneo engloba un conjunto de enfermedades neoplásicas que tienen diagnóstico, tratamiento y pronóstico muy distinto. Lo único que tienen en común es su localización: la piel.

El principal factor de riesgo, para desarrollar un cáncer de piel,  son los rayos ultravioleta procedentes de la luz solar, los que producen mutaciones -en el ADN de las células-  que se acumulan durante años.

Además, hay que  recordar que los rayos ultravioletas procedentes de solarium, lechos de bronceado y las lámparas solares, son tan peligrosos como los del Sol y también deben evitarse.

Asimismo, y  pesar de que cualquiera puede desarrollar cáncer de piel, hay quienes cuentan con ciertos agentes que extreman su condición de peligro. Entre éstos factores de riesgo están: tener color claro de piel, cabello u ojos.  Historia familiar o personal de cáncer de piel.  Exposición crónica al Sol.  Quemaduras solares durante etapas previas de la vida.  Presencia de cierto tipo de lunares o de numerosos lunares y/o de pecas que indican sensibilidad al Sol y daño solar.

Importante dato

La University of Virginia Health  System, en diversos estudios, explica que la radiación  ultravioleta -emanada tanto por el sol, como por algunas lámparas- es la energía proveniente del “Astro Rey” que llega a la tierra, en forma de rayos visibles, infrarrojos y ultravioleta  A y B (UVA y UVB, respectivamente).

Los rayos UVB suponen un mayor riesgo de cáncer de la piel que los UVA. Sin embargo, estos últimos producen envejecimiento, arrugas y pérdida de elasticidad.  Asimismo, los UVA también aumentan los efectos dañinos de los UVB, entre ellos el cáncer de la piel y las cataratas,  una enfermedad de los ojos, caracterizada por un cambio en la estructura del cristalino y que produce visión borrosa.

En la mayoría de los casos, los rayos ultravioleta producen una reacción con una sustancia química llamada melanina que se encuentra en la piel. Ésta es la primera defensa contra el sol, debido a que absorbe los rayos UV nocivos, los que pueden causar graves lesiones en la piel.

Así, se produce una quemadura solar cuando la protección que brinda la melanina de la piel no logra contrarrestar el daño producido por la radiación UV. Si bien una pequeña cantidad de exposición al sol es saludable y agradable, el exceso puede ser peligroso. Se deben tomar medidas,  para evitar la exposición excesiva a la luz solar, a fin de reducir los riesgos de cáncer, el envejecimiento prematuro de la piel, la aparición de cataratas y otros efectos nocivos.

 

 

 

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Maipú, Nacional, Salud
© 2017 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: