El temible Cáncer

Texto: Revista Mi Gente – Fotografía: Internet

Una gran tristeza generó en todo el país la muerte víctima de un cáncer a la piel de la reconocida periodista y conductora de televisión Javiera Suárez, y al día siguiente la conmoción se produjo en todo el continente por el fallecimiento víctima de un cáncer a los ovarios de la popular actriz mexicana Edith González. Una enfermedad sin duda temible, que en nuestro país – el mismo día de la partida de Javiera Suárez – cobró la vida de 70 compatriotas más.

El cáncer comienza en las células, que constituyen los ladrillos del cuerpo. Normalmente, el cuerpo forma células nuevas a medida que se necesitan para reemplazar a las células envejecidas que mueren. Algunas veces, este proceso no resulta ser el esperado. Crecen células nuevas que no son necesarias y las células envejecidas no mueren cuando deberían.

Estas células adicionales pueden formar una masa llamada tumor. Los tumores pueden ser benignos (no cancerosos) o malignos (cancerosos). Los tumores benignos no son cáncer, mientras que los malignos sí lo son. Las células de los tumores malignos pueden invadir los tejidos cercanos. También pueden desprenderse y diseminarse a otras partes del cuerpo.

El cáncer no es solo una enfermedad, sino varias. Existen más de 100 tipos de cáncer. La mayoría de éstos se nombran por su lugar de origen. Por ejemplo, el cáncer de pulmón comienza en el pulmón y el cáncer de seno comienza en el seno. La diseminación de un cáncer desde una parte del cuerpo a otra se denomina metástasis. Los síntomas y el tratamiento dependen del tipo de cáncer y de lo avanzada que esté la enfermedad.

La mayoría de los tratamientos incluye cirugía, radiación y/o quimioterapia. Algunos pueden también incluir terapia hormonal, inmunoterapia u otros tipos de terapia biológica, o trasplante de células madre.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: