ENFERMEDADES BRONQUIALES

enfermedades-bronquiales

Texto: Revista Mi Gente – Fotografía: Internet 

La bronquitis es una inflamación del recubrimiento de los bronquios que conectan la tráquea con los pulmones. Cuando los bronquios están inflamados o infectados, llega menos aire hasta los pulmones y por ende también sale menos aire de los mismos. Como consecuencia de esto, se tose mucho botando flema. Se dice que la bronquitis es crónica cuando este tipo de tos es persistente y cuando no hay alguna otra enfermedad que pueda explicar su origen.

La bronquitis crónica no aparece de manera repentina. El primer síntoma puede ser la tos persistente con flema después de un resfriado mal cuidado. Si esto no se vigila, con el paso del tiempo los resfriados cada vez van generando un mayor daño y la tos posterior se extiende cada vez por más tiempo hasta convertirse en algo habitual.

Evidentemente se manifiesta con mayor frecuencia durante el invierno. Puede ser ocasionada por virus, bacterias y especialmente por gérmenes similares a las bacterias, como Mycoplasma Pneumoniae y Chlamydia.

Los síntomas de la bronquitis crónica empeoran cuando aumentan las concentraciones de dióxido sulfúrico y de otros contaminantes del aire, y lo hacen aún más cuando los afectados fuman. A menudo las personas no prestan atención a la bronquitis crónica hasta que la enfermedad está ya muy avanzada, y esto porque creen erróneamente que la bronquitis no representaría un riesgo importante. Cuando el paciente finalmente va al médico, muchas veces sus pulmones ya están lesionados de manera muy grave y el riesgo de padecer serios problemas respiratorios o de sufrir una falla cardiaca es muy alto.

Un cultivo de esputo puede indicar la necesidad de otro tipo de antibióticos cuando los síntomas son persistentes o recurrentes o cuando la bronquitis es muy grave.

El objetivo principal del tratamiento de la bronquitis crónica es reducir la irritación de los tubos bronquiales. Para ello sirven los antibióticos y los broncodilatadores, los cuales contribuyen a relajar y abrir las vías aéreas en los pulmones.

En los niños, la amoxicilina es el fármaco que más se utiliza habitualmente. Pero mucho ojo, que los antibióticos no son útiles para infecciones víricas.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Nacional, Noticias
© 2017 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: