Gastronomía mapuche encanta a comensales

cosmovision-mapuche-11-620x290

-En Santiago, para muchas mujeres mapuche residentes por primera o segunda gene-ración, el conocimiento de su cultura se ha transformado en una herramienta básica de auto afirmación y en algunos casos de sustentabilidad económica, ya que se vuelve recurrente ver en eventos la disposición de degustaciones típicas de los pueblos originarios.

Por redacción Mi Gente

Es un hecho que la cultura y conocimientos de los pueblos originarios está adquiriendo cada vez mayor presencia e importancia en todo el mundo; en la actualidad existe un vuelco hacia las raíces que es posible percibir en todos los ámbitos, donde el culinario no ha sido la excepción. El rescate de ingredientes, sabores y preparaciones inspiradas en las culturas indígenas, sobre todo en la cocina gourmet, ha hecho de ellas una alternativa muy atractiva, para cada vez más adeptos.

En Santiago, para muchas mujeres mapuche residentes por primera o segunda gene-ración, el conocimiento de su cultura se ha transformado en una herramienta básica de auto afirmación y en algunos casos de sustentabilidad económica, ya que se vuelve recurrente ver en eventos la disposición de degustaciones típicas de los pueblos originarios. Tal es el caso de Nelly Hueichan y Carolina Acum, dedicadas al servicio de Banquetería Mapuche, una actividad que, a la fecha, les ha reportado un nombre,
prestigio y una creciente demanda.

Desde panes y sopaipillas hasta repostería fina con ingredientes como el piñón y la quinoa es parte del repertorio de comida mapuche que podemos encontrar. Además el interés de mucha gente es tan grande, que una de ellas, Nelly Huichan, está impartiendo clases de gastronomía mapuche con mucho éxito.

“Aquí vienen mujeres que quieren aprender más de su cultura y que también ven en esto una herramienta económica, a parte de muchas mujeres chilenas casadas con mapuche que quieren conocer más de nuestro pueblo y su riqueza”, señaló.

Taller práctico

En un taller, con no menos de cinco personas interesadas, se les enseña a preparar el ají merquén, la harina tostada, café de trigo, el multrun o catuto, empanadas de digüeñes, mermeladas de murta y rosa mosqueta, tortas de piñones, queques de quinoa, pan de linaza, sopaipillas y muchas otras comidas típicas de este pueblo, a la vez que se conoce de su historia, cultura y tradiciones.

“En la cultura mapuche todo es integral, no se puede separar la comida de la salud, la educación o la espiritualidad; todo forma parte de nuestra vida” comentó Nelly.

El estrés, las horas de trabajo o estudio, sumadas a las engorrosas horas de traslado en una ciudad como ésta, van deteriorando nuestra calidad de vida y eso es un hecho que no mejorará en nada con nuestra alimentación cada vez de menor calidad; tal vez, puede ser que la sociedad encuentre una alternativa al regresar a su alimentación originaria, como la que nos ofrecen los pueblos originarios e iniciativas como ésta, puesto que han demostrado estar más allá de la moda o las tendencias.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Nacional
© 2017 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: