La Basura: El mal de la modernidad

Cientos son los problemas que afectan al ser humano, pero ninguno es tan complicado como el de la basura. Y no solo éso, ya que en la actualidad se ha vuelto necesario clasificar los desechos.

ImagenNotaBasuraAño tras año, en vez de disminuir, su cantidad se multiplica y hasta triplica en algunos países, generando contaminación y serias dificultades. Por esto, y porque la necesidad es la madre de todos los ingenios, han aparecido diferentes formas de reutilizar o reciclar los desperdicios. La basura, dicho en una palabra. Así, mientras las botellas de vidrio son lavadas, desinfectadas y vueltas a llenar, las cajas de cartón son convertidas en un material tan firme que permite formar una casa. El papel es “lavado” y utilizado para fabricar cuadernos “ecológicos”. Y, hasta los deshechos como cascaras, comida y excremento de animales son mezclados y transformados en la mejor tierra de hojas. Claro que esto es con la ayuda de las nunca bien ponderadas, pero si muy eficaces, lombrices de tierra. La clave pareciera ser separar los diferentes tipos de basuras, iniciativa que algunas comunas del Gran Santiago, como Ñuñoa y La Reina, ha tomado el carácter de proyectos pilotos destinados a que todo lo que sea reciclable vaya separado en bolsas distintas y de colores. Hasta el momento, la iniciativa ha tenido bastante éxito. Pero aún subsisten pequeños problemas, ya que esto no abarca la totalidad de los barrios residenciales y siempre hay vecinos reacios a los cambios.

¿Contaminación tecnológica?

La basura es algo que acompaña al ser humano desde sus inicios. Sin embargo, nunca fue tan abundante como en nuestros tiempos, en los que no solo se mezclan los productos biodegradables- como cáscaras, papeles, excremento- sino que también están aquellos que, por ser creación del hombre, no se degradarán nunca o demorarán siglos en hacerlo.

Pero no todo está perdido. Hace algunos años comenzó a surgir la preocupación por nuestro entorno. Gracias, a ésto, nacieron diversas técnicas para evitar generar tantos desperdicios o reutilizarlos, en vez de botarlos. Tendencia que de a poco ha ido ganando adeptos en Chile, por lo que diversas comunas de la Región Metropolitana han destinado parte de sus presupuestos municipales para coordinar iniciativas de reciclaje. Bajo tal premisa nació, hace algunos años, RECYCLA. Se trata de la primera empresa chilena dedicada al reciclaje de desechos electrónicos como cámaras de video, televisores, sistemas de audio, celulares, comunicadores inalámbricos, calculadoras, computadoras personales, juegos de videos, impresoras, scanner, fax y fotocopiadoras. Gracias a una asociación estratégica con Maxus Technologies, con oficinas en Silicon Valley y Canadá, ha obtenido los conocimientos y tecnología necesaria para poder reciclar en Chile. Lo anterior, sin contar con un convenio suscrito con Hidronor, la única planta de nuestro país que recibe desechos tóxicos. Tan bueno es el negocio, que la empresa, ha firmado contratos por más 600 mil dólares para reciclar desperdicios electrónico, rescatando, oro, cobre y plástico.

Actualmente, sólo el 11 por ciento del desecho electrónico que se produce en el mundo es reciclado y, según estadísticas de esta industria, un 75 por ciento de los desechos recolectados son exportados hacia China, India y Pakistán, quienes los reutilizan.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Maipú Tags: , , , ,
© 2017 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: