LA FIEBRE AMARILLA

fiebre amarilla

Texto: Revista Mi Gente – Fotografía: Internet

La coyuntura actual, en que resulta comparativamente más barato viajar al exterior en vez de hacer turismo en el país, ha hecho que muchos chilenos aprovechen paquetes promocionales de las agencias de turismo para viajar fuera del territorio nacional. El dolar barato y el menor costo de la vida en otros países, es un incentivo poderoso para optar por esta alternativa.

Esta enfermedad es endémica en países con clima tropical y selva, como Brasil, Bolivia, Colombia, Perú, Ecuador, Centroamérica. Ocasionalmente suelen surgir brotes de la enfermedad que obligan a adoptar medidas de prevención. Si usted viaja a alguno de esos lugares, debe informarse sobre las recomendaciones sanitarias del lugar que visita. Por ejemplo, si viaja a Bolivia, no será igual visitar La Paz, donde no existe Fiebre Amarilla y El Chapare, donde la enfermedad es endémica y por lo tanto, es indispensable la vacunación.

¿Qué es la Fiebre Amarilla?

Se trata de un cuadro infeccioso causado por un virus denominado Flavivirus. El virus en cuestión infecta cierto tipo de mosquitos, habitante natural de las zonas selváticas. Estos insectos a su vez, por medio de la picadura, trasmiten el virus a los monos y al hombre. El mosquito trasmisor de la enfermedad se llama Aedes Aegyptii y como indica su nombre , su patria de origen es el continente africano , pero los viajes marítimos y aéreos permitieron la distribución de este mosquito por todas las selvas del planeta. Recuerde el lector los miles de trabajadores muertos por Fiebre Amarilla durante la construcción del Canal de Panamá.

El mosquito ha sido combatido mediante programas sanitarios llevados adelante por cada país, porque su presencia representa un peligro para la salud, sin embargo, la enfermedad no se encuentra erradicada. Este mismo mosquito también transmite el Dengue.

¿Cómo se manifiesta la Fiebre Amarilla?

Tal como ocurre con cualquier proceso infeccioso, la magnitud de los síntomas y la gravedad del cuadro son variables. En el caso de la Fiebre Amarilla, la enfermedad debe sospecharse frente a todo cuadro febril agudo en una persona presuntamente expuesta a la picadura del mosquito trasmisor. Después de un periodo de 3 a 6 días de sufrida la picadura, aparece bruscamente fiebre alta, dolores musculares y un signo muy particular: el pulso es lento en relación a la fiebre. En los casos benignos, el cuadro dura un par de días y pasa sin dejar secuelas. En los casos graves aparece ictericia – de allí lo de Fiebre Amarilla – dolor en la boca del estómago, hemorragias, confusión mental, fiebre elevada, coma e incluso muerte.

¿Cómo se trata?

No tiene un tratamiento específico. Todas las medidas son paliativas, y están destinadas a hidratar, bajar la fiebre, quitar los dolores y todas aquellas molestias o trastornos que ocasiona la enfermedad, hasta que se produzca la curación espontánea del cuadro.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Nacional, Noticias
© 2017 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: