Lanzamiento libro “Escuela Parroquial número 325 Carolina Llona de Cuevas”: viajar por el tiempo

libro jaime malleaMaipú es una comuna con distintas capas que conviven diariamente en sus calles. Está el Maipú reciente, pujante, sobreviviente, que lucha por abrirse un espacio en el exigente Santiago del nuevo milenio. Es el Maipú de la oleada de viviendas que se instalaron desde mediados de los ochenta en adelante, quienes con su fuerza vital proyectan la comuna hacia un futuro más moderno, de la mano de los supermercados y los largos viajes matutinos. Es el Maipú que nació mirando a Santiago.

Pero hay otro Maipú, uno que creció mirándose a sí mismo. Ése es el Maipú que representa la generación de Jaime Mallea, activo ciudadano de larga trayectoria en la comuna, jefe de la Oficina de Archivos Históricos de la municipalidad, miembro de la agrupación Maipú Patrimonial, y autor del libro “Escuela Parroquial n°325 Carolina Llona de Cuevas”, que fue presentado hoy en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen

El libro, según las palabras de su autor, narra la historia de ese “Maipú pueblo, ya desaparecido” e invita a conocer una comuna sacudida por la modernidad propia de la segunda mitad del siglo veinte, donde comenzaron a perfilarse los movimientos subterráneos que romperían con fuerza en los sesentas y que serían dolorosamente “rectificados” en los setentas y ochentas.

La historia es buena, y el rescate de las anécdotas, vivencias y datos una tarea necesaria. Desde la fundación del pequeño colegio parroquial en los cincuentas, donde aparecen personajes tan sabrosos como el mítico padre Alfonso Alvarado -el mismo de los paseos populares en tren a la playa-, pasando por el Cardenal José María Caro, dejando sentir su vital influencia en Maipú, hasta la figura de un joven integrante de la recién creada banda de guerra que terminó siendo su emblemático director por más de 50 años. Juntando todas las piezas, la historia del colegio se presenta como una excelente excusa para mostrar la manera de ser de unos ciudadanos nostálgicos y agradecidos del pasado.

La presentación del libro en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen cumplió con todo el simbolismo necesario para entender la relevancia de este esfuerzo editorial y el contexto de sus protagonistas. Estuvieron presentes las figuras eclesiásticas fundamentales del proceso, o representantes suyos como fue el caso de la hermana del padre Alfonso Alvarado, profesores fundadores de la escuela, ex alcaldes de la comuna y descendientes directos de los benefactores que ayudaron a levantar el proyecto, entre otros.

Para quienes no fuimos parte de ese mundo, es decir “los otros”, que desembarcamos en Maipú empujados por el progreso de la cuidad,  asomarse a este Maipú genera curiosidad, intriga y en muchos casos asombro. Escuchar a hablar a sus protagonistas es trasladarse a otro mundo, otro tiempo. Las preguntas saltan por todas partes: ¿cuál es el papel de esa memoria en el Maipú actual? ¿Cuánto de esa manera de entender la cuidad y en especial las empresas colectivas ha sobrevivido el paso del tiempo? En fin, preguntas para acompañar la lectura de este libro de más de 500 páginas, muy bien complementado con abundante material gráfico , gran parte del cual es inédito.

En el Día del Libro, y ante la reciente muerte de un grande la literatura latinoamericana (Gabriel García Márquez), un libro así puede ser la oportunidad de experimentar la “magia real” de una época perdida en el tiempo: de 50 años de una soledad interrumpida por la velocidad del crecimiento, que reconstruye su genealogía ante la inminencia del olvido y la amenaza de un huracán que termine llevándose todo, dejando en su remplazo nada más que locales de comida rápida y tiendas de zapatillas.

Para más informaciones sobre cómo adquirir el libro, recomendamos visitar a la Agrupación Maipú Patrimonial o comunicarse directamente con su autor, don Jaime Mallea (jmallea@vtr.net).

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Opinion
© 2017 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: