LAS CARIES: UNA AFECCIÓN MUY FRECUENTE, SUPERADA SÓLO POR EL RESFRÍO COMÚN

caries

Texto: Revista Mi Gente – Fotografía: Archivo 

Descontados factores genéticos y de desnutrición que influyen en la aparición de caries, la causa principal de ellas se encuentra en la acción corrosiva sobre el esmalte dentario causado por restos de alimentos, bacterias y ácidos provenientes de los alimentos azucarados, los cuales en unión con la saliva forman una sustancia pegajosa que se adhiere a las piezas dentales y luego solidifica formando la llamado placa. La placa es de color amarillento y se ubica principalmente en la zona del diente contigua a la encía, lo cual explica la aparición de gingivitis, inflamación sangrante de la encía por placas que se han extendido más de la cuenta… Una vez que la corrosión ha vencido la resistencia del diente y perforado el esmalte, comienza el desarrollo de las caries. La placa invade también los bordes de la perforación, acelerando el proceso corrosivo.

Las caries ocasionan ennegrecimiento del esmalte, lo cual permite su detección con sólo observar la dentadura. Cuando una caries no es tratada, progresa en extensión y profundidad, formando una cavidad que en determinado momento puede ser percibida por la lengua. Abandonada a su suerte, la destrucción del diente es inexorable y continúa hasta alcanzar sus partes sensibles; entonces aparece dolor, especialmente al consumir alimentos o líquidos fríos. Si el proceso no es detenido, la destrucción alcanza la pulpa del diente (pulpitis), causando ahora intenso dolor. El paso siguiente es la formación de un absceso dentario, reconocido por un típico abultamiento de la cara con relación a la pieza dañada.

Prevención

Los alimentos ricos en azúcares (dulces, almidones) constituyen un factor muy importante en la génesis de las caries. En poblaciones aborígenes que no conocieron los azúcares, se aprecian dentaduras completas y de buena calidad. En atención a esto, se debe preferir aquellos productos y bebidas que sustituyen el azúcar por otros edulcorantes permitidos. Es necesario señalar que muchos niños pequeños desarrollan caries solamente por los malos hábitos alimenticios que sus padres les imponen al darles dulces y golosinas sin medida.

El cepillado de dientes debe hacerse a lo menos 3 veces al día y ojalá inmediatamente después de consumir azúcares. Los cepillos deben cambiarse apenas las cerdas comienzan a curvarse o ralearse, o a lo menos tres veces al año…

El uso del hilo o cinta dental es otra práctica recomendada para limpiar los espacios interdentales, sitio frecuente de inicio de caries.

La visita regular al odontólogo es una práctica que debiera ser habitual en la población al menos una vez al año con el fin de tratar posibles caries y/o realizar limpieza a fondo de las piezas dentarias.

Tratamiento

La caries puede ser removida solamente por el odontólogo. La porción de diente destruida no se regenera. Una vez tratada la caries, la cavidad o hueco remanente debe ser ocluido con materiales especiales que el odontólogo propone de acuerdo a la extensión de la caries. Cuando se ha perdido gran parte del diente, la solución puede ser una corona.

Consejo Final

No sólo debemos cuidar el interior de nuestro organismo con chequeos médicos oportunos. La imagen externa de nosotros también es importante porque viene a ser un reflejo de lo que somos. La insatisfacción con nuestro aspecto físico puede causar inseguridad y frustración. Una dentadura completa y bien cuidada forma parte de nuestra imagen. Una dentadura sana junto a un adecuado cuidado de todo lo externo de nuestro cuerpo, constituyen nuestra tarjeta de presentación ante el resto de la sociedad. Presentarnos bien estimula nuestra autoestima y proporciona más seguridad en nuestras relaciones.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Nacional, Noticias, Salud
© 2017 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: