Maipú, y nuestras tradiciones Patrias

descarga

-De todas las fiestas populares, el 18 de Septiembre, como nuestro aniversario patrio, el cumpleaños de Chile es el más esperado por todos y cada uno de los chilenos sin excepción. En Maipú especialmente tiene una connotación especial, considerando ésta comuna la cuna de la Independencia, de allí la realización de festejos excepcionales.

Por Redacción Mi Gente

Gracias a la Providencia se consiguió el 18 de septiembre de 1810 establecer una Junta de Gobierno provisional para que tomara el mando de la Nación y administrará el patrimonio nacional en tanto quedaba resuelto el conflicto con España. Nueve personajes designados juraron ante Dios, nuestro Señor usar fielmente del cargo para el que habían sido elegidos. Eran las tres de la tarde y agotados por largas seis horas de tempestuoso debate, pero radiante triunfo se obtenía el oficio que se envió inmediatamente a los miembros de la Real Audiencia para comparecer ante el presidente don Mateo de Toro y adherirse al juramento. El último trámite, broche solemne de la magna ceremonia, fue la redacción y firma del acta del cabildo abierto, en la que se declaraba constituida la Primera Junta de Gobierno Nacional.

Durante las horas siguientes, la población del conglomerado pueblo comenzó por primera vez a paladear el sabor del aquel concepto tan desconocido de libertad. Y ya de tarde comenzaron las primeras festividades de celebración, en la noche del 18 de septiembre el elemento popular conoció la novedad de compartir con los jóvenes de la aristocracia la alegría por el triunfo logrado.

En el cause seco de la Cañada se habían instalado fondas y ramadas, como asimismo en el arenal del Mapocho y el llano de Guangualí. Guitarristas, cantoras, rabelistas y tambolileros atronaban los aires con las melodías saltarinas de las danzas populares, y los jóvenes revolucionarios entre ellos Manuel Rodríguez, Manuel Dorrego, Alberto Campino, quienes se mezclaban con poetas de la talla de Bernardo de Vera y Pintado, recorrían las chinganas brindando con los hombres y requebrando a las mujeres. Por primera vez en la historia del reino, las diferentes clases sociales se confundían en una regocijada fiesta.

Antes que existiera el Parque Cousiño propiamente, esta área era una extensa explanada polvorienta, que alguna vez había sido un campo de labranza de verduras y legumbres, pero de ello sólo quedaban zanjas y zarzamoras, denominándose a comienzos de siglo XIX indistintamente con el nombre de “Llano o Pampilla”. A esta área se volcaba la población en septiembre para gozar del tibio sol primaveral, encumbrar volantines y participar en las maniobras militares que recordaban cada nuevo aniversario patrio.

Escenas fielmente interpretadas por el exitoso pintor francés Ernest Cartón de Treville en su óleo denominado el “18 de septiembre de 1845”. Donde curiosamente si usted observa bien aparece un lienzo que dice: Viva Chile y se “Vende Chicha Baya” pues bien, esta chicha Baya que se describe en este hermoso óleo corresponde a parte de nuestra historia de Maipú, del primer chichero chileno don Pedro del Villar quién plantó dos grandes viñas en conjunto con otros árboles que comenzaron a dar carácter al extenso llano y formaron el Callejón de Lo Espejo.

Así comienza a iniciarse la vida independiente de Chile, los ciudadanos de Santiago se reunían a celebrar el 18 de septiembre en el campo de Marte, luego Parque Cousiño actualmente Parque O’Higgins, lo que origina la “Fonda o Ramada Oficial” que da inicio a las fiestas patrias con la presencia y pie de cueca del Presidente de la República de Chile.

Comuna independentista

De todas las fiestas populares, el 18 de Septiembre, como nuestro aniversario patrio, el cumpleaños de Chile es el más esperado por todos y cada uno de los chilenos sin excepción. En Maipú especialmente tiene una connotación especial, considerando ésta comuna la cuna de la Independencia, de allí la realización de festejos excepcionales.

En otros tiempos se realizaba un completo programa comunal de festividad durante septiembre, desfile cívico-militar y ceremonia religiosa de acción de gracias eran las principales actividades de Fiestas Patrias.

Comenzaba con la presentación de la Banda de Conciertos del Ejército de Chile. Una colorida peregrinación de los cuasimodistas de la zona central del país, hasta la Basílica Santuario Nacional de Maipú. Paralelamente los niños en sus escuelas preparaban sus muestras de arte para los concursos plásticos escolares. La actuación especial del orgullo comunal los Maipucitos. Todo esto animado por melodías de cuecas que resonaban de concursos y competencias de juegos populares y tradicionales que se realizaban en dedicada participación para los niños y jóvenes.

Actividades programadas

El día 17 de septiembre se realizaba la ceremonia patriótica y gran desfile cívico militar más esperado, tanto por sus actores como por los familiares que acompañaban a estas verdaderas comitivas desde cada recinto. Primeramente con la participación de la Escuela de Suboficiales del Ejército y su Banda de Guerra e Instrumental. Delegaciones de la Cruz Roja, Defensa Civil, Cuerpo de Bomberos, Guías y Scouts y Escuelas de Maipú. Un desfile bullicioso lleno de nervios en los pequeños de equivocar el paso, y también de los adultos para que todo resultará a la perfección, estas filas atestaban por las Avenidas Pajaritos y 5 de Abril desde la Avenida Chile hasta Carmen (Templo Votivo) El estrado oficial ubicado frente al Monumento “A los Héroes de Maipú” entre Ordóñez y Maipú.

Así mismo se inauguraba la esperada Fonda Oficial de la comuna, ubicada en el recinto de la Medialuna Municipal, pertenecientes al Club de Rodeo Chileno “Alberto Llona Reyes”, donde concurrían autoridades e invitados especiales. La Gran Fiesta Huasa en la Medialuna organizada por el club de rodeo chileno de Maipú y la Casa del Folcklor, competencias, diversas, actuaciones, juegos criollos y demostraciones de destrezas del huaso chileno, colmaban el ambiente.

Finalmente llegaba el esperado 18 de Septiembre Día de las Glorias de la Patria. A las 08:00 horas el acto más solemne de la ciudadanía en general, todo un evento y honor el Embanderamiento general y obligatorio de todos los edificios y lugares públicos, el que debía prolongarse también durante todo el día 19.

Una solemne ceremonia religiosa de acción de gracias por la patria, se efectuaba presidida por el padre rector del Templo Votivo. Con la asistencia de las máximas autoridades locales, invitados especiales, delegaciones de la Fuerzas Armadas y de Orden, colegios y vecinos en general. Y el acostumbrado esquinazo folclórico y ofrecimiento del tradicional brindis de chicha en cacho en las escalinatas del Templo Votivo, como un riguroso encargo para el conjunto folclórico “Tierra Chilena” y del Club de Rodeo “Alberto Llona Reyes”. Ceremoniosos desfiles militar se desplegaban en la explanada del Santuario. Coronando este extraordinario desarrollo de actividades el 19 septiembre Día de las Glorias del Ejercito.

¡Maipú, cuna de la Patria, revive su historia y recrea sus tradiciones! ¡En el mes de septiembre Chile renace! Con estas vigorosas frases concluía el programa oficial comunal, dictado en tiempos acaecidos. Aún se mantienen algunas tradiciones, no con el fervor de antaño sin embargo, hay un sentimiento que se debería perpetuar y motivar como es el caso de nuestra chilenidad.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Maipú, Opinion
© 2017 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: