Males de todos los años

descarga

Diversas son las enfermedades que nos afectan durante el invierno, muchas de las cuales –sin revestir mayor gravedad-  nos hacen sentir muy mal. Varios son los tratamientos alternativos que existen para luchar positivamente contra los trastornos más típicos de esta época, como la gripe y el resfrío, a pesar de que todavía no existen pruebas claras de su efectividad. Sin embargo, las investigaciones son cada vez más auspiciosas.

Sambucol: su formulación, extraída de la baya del saúco, parece tener propiedades antivirales por interferir en el crecimiento de los virus influenza A y B (los que producen la gripe), además de incentivar la inmunidad y la prevención.

La baya del saúco tiene Reputación de curar dolencias, como estreñimiento, diarrea, reumatismo, gargantas doloridas, fiebre, ojos irritados y hasta el hipo. Existen diversos estudios publicados sobre la baya del saúco, como el que en 1995 difundió la revista norteamericana “The Journal of Alternative and Complementary Medicine”, el cual registró resultados de hasta un 90 por ciento de curación, luego de que adultos y niños tomaran tabletas de Sambucol durante tres días seguidos.

 

Oscillococcinum: es el medicamento homeopático contra la gripe número uno en Francia. Viene en forma granulada y fue creado con la idea de estimular indirectamente el sistema inmune del cuerpo. Lo descubrió José Roy, un médico francés que, examinando la sangre de heridos de guerra, encontró una bacteria que le permitió elaborar la droga. Ésta era indicada especialmente para gente mayor o con enfermedades del pulmón, pero en la actualidad es consumida para combatir estados gripales.

Mucho se dice sobre los efectos de otras hierbas y suplementos dietarios en las enfermedades generadas por los cambios de temperatura y humedad del invierno. Sin embargo,  no hay pruebas de ello.

 

Es bien conocida la reputación del ajo, el tomate  y el ginseng, los que teóricamente intensifican las defensas, permitiendo combatir con un alto grado de eficiencia amigdalitis y dolores de garganta, así como problemas a los pulmones, entre otros.

También se habla de hierbas como el coriandro y el jengibre, las cuales podrían aliviar los síntomas de resfríos y gripes, así como bajar la fiebre.

Hay más garantías con la acupuntura, mediante la cual se reduce la temperatura del cuerpo, la respiración, el pulso y la presión sanguínea. De hecho, la Organización Mundial de la Salud, (OMS) aprueba su uso para las complicaciones respiratorias e infecciosas producidas por la gripe.

 

También se cuenta la meditación que, según un estudio de la Universidad de Wisconsin, publicado en la revista “Psychosomatic Medicine”, produce un incremento de los anticuerpos contra distintos virus.

 

Por otro lado, la miel, el polen, la jalea real y el propóleo son algunos de los productos de las abejas que arrojan excelentes resultados en la prevención y combate de diversas enfermedades invernales. Los apiterapeutas ocupan estos elementos para tratar más de 500 dolencias, desde las adicciones químicas hasta las infecciones y afecciones respiratorias. Uno de los últimos avances es la apipuntura, que consiste en la aplicación controlada de estos insectos sobre los puntos de la acupuntura china.

 

 

ALGUNAS RECETAS CASERAS

 

Alergias, asma, sistema inmunológico: mezclar miel de abeja con medio frasco de vinagre de manzana. Tomar una cucharadita después del almuerzo y la cena, seguido de un vaso de agua tibia.

Infección de garganta: indicaciones: en un vaso de agua tibia, poner una cucharadita pequeña de sal de cocina. Mezclar, hacer gárgaras después de cada comida por un mes. Aunque coma una galleta, debe igual hacer las gárgaras tres veces al día. Infección en los oídos: ajo: cocine dos o tres dientes de ajo en un poquito de aceite de oliva, colocado en un recipiente a bañomaría. Cuando esté tibio, colocar una gota en cada oído para calmar el dolor.

Sinusitis: lavar bien una betarraga, sin pelarla. Partirla en cruz. Hacerla hervir, con un pedacito de azúcar negra, en 4 tazas de agua por 30 minutos. Colar. Luego, con un gotero, colocar 3 ó 4 gotas de este preparado en la nariz, aspirando. Repetir este proceso dos veces al día.

Sistema inmunológico: albahaca: en una taza de agua hirviendo, agregar 2 cucharadas de hojas secas de albahaca, poner a reposar por unos minutos. Tomar dos tazas al día.

Tos: ingredientes: una taza de agua caliente, una cucharadita de sal, una cucharadita de miel de abeja o azúcar morena, un limón. Mezclar bien. Tomar una cucharada tres veces al día.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Maipú, Nacional Tags: , , , ,
© 2017 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: