¿Por qué nace un niño en una cueva mugrienta como es la de Belén?

unnamed

-¿Por qué nace un niño en una cueva mugrienta como es la cueva de Belén, a veces en medio de guerras y batallas?, se pregunta el padre Carlos Cox en esta columna navideña que envió a revista Mi gente. 

Por Padre Carlos Cox, Santuario Nacional de Maipú

Para hacer presente que el sí del amor y la generosidad siempre será siempre más fuerte que el no del egoísmo y la confrontación.

Jesús pudo haber nacido en la calidez y seguridad del hogar de Nazareth, pero eligió nacer en esa cueva mugrienta para demostrarnos que los brazos y el regazo amante de la Virgen María son el mejor lugar para nacer en esta tierra.

¡Quiera Dios que siempre nos sean regalados hogares que reciban así a los niños, sea como sea que vengan o hayan sido concebidos!

Jesús nació de María en un país hasta ahora lleno de conflictos para hacernos presente que la paz es un don y conquista que nace de admirar y servir lo que Dios sembró maravillosamente desde un principio en el alma  del otro, y que su diversidad y debilidad, aún cuando me sean difíciles de asumir, son también una riqueza que todos aportan para regalar al mundo más pluralidad la cual nos enriquece cuando sabemos aceptarla.

De ahí que Jesús llegará y nacerá nuevamente en el lugar de una batalla como es Maipú, para mostrarnos que la vida surge donde hay entendimiento más que enfrentamiento y que sólo así  se forja familia, pueblo y hogar.

Por eso les deseamos que Jesús nazca y venga en medio de sus vidas y hogares en este tiempo y les regale ternura para que puedan forjar lazos humanos y familiares, apertura al don y regalo de la vida y entendimiento para que cada día más el mundo tenga ambiente de familia.

Con cariño los bendice y acompañan.

 

 

 

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Opinion
© 2017 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: