Primarias Legales v/s Cocina Política

Texto: Pedro Albornoz V. – Fotografía: RIG

Acabamos de asistir este domingo 18 de julio a una nueva jornada de fiesta democrática, a las Primarias Presidenciales 2021 en la cual los pactos Chile Vamos y Apruebo Dignidad eligieron a sus candidatos presidenciales para las elecciones del mes de noviembre, siendo los elegidos Sebastián Sichel y Gabriel Boric, respectivamente.

Cabe valorar de sobremanera y en su justa medida lo que significa el hecho que estas coaliciones hayan sometido a votación popular en Primarias Legales a quiénes serán sus abanderados en las próximas votaciones para elegir a quién dirigirá los destinos del país durante los próximos 4 años, algo que dista mucho de lo que están haciendo otras organizaciones políticas.

No hay caso, hay partidos y conglomerados que continúan prefiriendo la cocina política, las conversaciones y negociaciones a puertas cerradas de espalda a la ciudadanía, como diríamos en buen chileno: «Arreglarse los bigotes» al más puro estilo de la vieja política corrupta y trasnochada, esa política que el pueblo de Chile quiere erradicar, pero cuyos políticos se resisten a morir.

Ya está transparentado en las urnas que Sebastián Sichel será el candidato presidencial de Chile Vamos y que Gabriel Boric será la carta de Apruebo Dignidad. Pero… ¿Y los candidatos del Partido Socialitsta, PPD, Partido Radical, y Democracia Cristiana, entre otros?, ¿Cómo se definirán sus candidaturas?, ¿Quiénes irán por ellos a la papeleta de noviembre?

Se habla mucho de Yasna Provoste, por otro lado figura la carta de Paula Narvaez, ¿Quién será la carta presidencial de ellos?, ¿Cómo la definirán si las Primarias Legales eran solamente el día 18 de julio?, ¿Se presentarán ambas candidaturas o tal vez más de esas dos?, ¿Cómo lo harán?

A la luz de los últimos acontecimientos la respuesta queda más o menos clara, habrá cocina política, se juntarán a puertas cerradas los mandamás de aquellos conglomerados a negociar puestos, cupos, y de acuerdo a aquello seguramente definirán a su abanderado de espalda a la gente, como han estado acostumbrado a hacerlo siempre, y si no llegan a acuerdo llegarán con más de una candidatura a la papeleta, así suelen hacerlo los viejos políticos trasnochados cuando no logran «arreglarse los bigotes».

Sólo es de esperar que en noviembre próximo el pueblo de Chile deje atrás el letargo y acuda de nuevo en masa a las urnas, que voten ellos por quién desean que dirija los destinos de nuestra Patria, y que castiguen a quienes insisten con las prácticas culinarias de la vieja y trasnochada política, esa que ya no queremos nunca más.

Respecto a la candidatura de José Antonio Kast mejor ni hablar, ¿No le parece?

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: