Semana Mundial de la Lactancia Materna

Información y Fotografía: La Rebelión del Cuerpo

Ya hemos hablado antes de todas las dificultades que implica maternar. La española Esther Vivas, autora del libro «Mamá Desobediente», plantea de hecho, que el Patriarcado y el Capitalismo nos han robado esta experiencia y que es nuestro deber recuperarla.

De hecho, existen muchísimas presiones sociales en torno a ésta. Desde la maternidad intensiva exigida por el patriarcado, donde la leche materna lo es todo y más y básicamente si una madre opta por su bienestar y decide no amamantar por las consecuencias negativas que esto está teniendo para ella, es cuestionada y juzgada; hasta que si una madre desea hacerlo pero presenta dificultades, se le aconseje de inmediato comenzar con la leche de fórmula, sin informar que existen muchas profesionales que acompañan este proceso y podrían ayudar a conseguir amamantar a sus bebés.

Por otra parte, la decisión que tomemos es cuestionada ¿Por qué tantos meses? ¿Por qué tan pocos? ¡Qué feo amamantar en público! Constantemente recibimos mensajes, opiniones contradictorias y juicios sin siquiera haberlos pedido. Un ejemplo de ello es que si la teta no está al servicio del placer masculino es rechazada; muchos prefieren que un niño esté tapado sin importar el calor o que sienta hambre, a que una mujer amamante en público.

En términos laborales ¿Cuántos lugares de trabajo tienen sala de lactancia? ¿Cuántos empleadores respetan realmente los horarios destinados a esto? Hay mujeres que no tienen más opción que extraer su leche en los baños de sus trabajos y muchas otras terminan con infecciones dolorosas como la mastitis por no poder hacerlo. Chile tiene una inmensa deuda con las madres y con la lactancia, tanto el sistema público, como la sociedad nos han arrebatado nuestro derecho a lactar como deseamos. Existen tantas maternidades, como madres; lo mismo pasa con las formas de lactar y todas las opciones deben ser respetadas. La lucha es para que cada mujer SEA LIBRE de elegir su manera de lactar y maternar.

¡Basta de tomar decisiones por nosotras!¡Basta de quitarnos nuestro poder e insegurizarnos! ¡No bajemos los brazos hasta conseguir una maternidad libre y feminista!

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: