¿SUFRE DE DOLOR DE CABEZA?

dolor de cabeza

Texto: Revista Mi Gente – Fotografía: Archivo

El dolor de cabeza es un síntoma frecuente en todas las edades de la vida, con una incidencia algo mayor en el sexo femenino. Aunque puede ir de leve e infrecuente, puede en ciertos casos llegar a un nivel de intensidad que lo convierte en un síntoma invalidante, capaz de comprometer el rendimiento en el trabajo, en el estudio o sobre cualquier otra actividad que se desee realizar. Por suerte, la cefalea pocas veces representa un peligro para la vida, pero es precisamente en esos pocos casos donde es fundamental detectar el mal a tiempo.

Frente a un paciente con dolor de cabeza, la primera tarea del médico consiste en averiguar si el dolor corresponde a lo que se denomina cefalea primaria, o bien, se trata de una enfermedad específica que explica el dolor, en cuyo caso se habla de cefalea secundaria.

En la cefalea primaria no existe un mecanismo claramente establecido como responsable del dolor. En este grupo se encuentra la llamada cefalea de tensión, malestar derivado de la contractura involuntaria de los músculos de la nuca y del cuello y, dicho de paso, es la gran causa de dolor de cabeza. En segundo lugar está la jaqueca, dolor causado por dilatación de los vasos sanguíneos del cerebro, alteración de origen aún desconocido, más común en la mujer y donde incide la herencia.

En la llamada cefalea secundaria, por el contrario, existe una enfermedad responsable del dolor, sea dentro del cráneo o fuera de él, por ejemplo, un tumor cerebral, una aneurisma arterial, una meningitis, un estado febril infeccioso, ciertas afecciones oculares, dentales o sinusales, etc. En la práctica, las causas de cefalea secundaria son muchas, por eso es difícil determinar de buenas a primeras el origen exacto de un dolor de cabeza. Muchas veces el médico puede formarse una idea en la primera atención, pero también muchas veces necesita realizar un estudio para llegar al diagnóstico y asegurar a su paciente que el motivo del dolor no encierra una causa grave.

A continuación, señalamos a nuestros lectores aquellos dolores de cabeza que constituyen gravedad y por lo tanto, deben acudir de inmediatamente al médico:

+ Cefalea de gran intensidad y comienzo agudo o súbito.

+ Cefalea acompañada de adormecimiento o torpeza de una extremidad.

+ Cefalea progresiva, cuya intensidad aumenta con las horas o días.

+ Cefalea acompañada de visión doble o borrosa.

+ Cefalea después de un golpe en el cráneo.

+ Cefalea acompañada de confusión mental.

+ Cefalea que se exacerba con maniobras como toser, agacharse o empujar.

+ Cefalea intensa y fiebre (meningitis).

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: