VETERINARIO: CLAVES PARA NO EQUIVOCARNOS

mascotas

Texto: Revista Mi Gente – Fotografía: RIG 

¿Cómo reconocer un buen veterinario o una buena clínica para nuestra mascota?, es la pregunta que surge al momento de adquirir al regalón de la casa. Muchas veces ocurre que, por desconocimiento, comodidad o por buscar “economía”, se cae en las manos de los falsos veterinarios.

Estos personajes sin ninguna preparación adecuada recetan, operan, hacen tratamientos y, hasta a veces, hospitalizan a una mascota, generando en ella daño físico e incluso la muerte. Produciendo un daño psicológico o afectivo en la familia y más grave aún si hay niños.

Debemos tener claro que es diferente saber aplicar un medicamento o una vacuna, al poseer los conocimientos como médico veterinario para realizar estos y otros procedimientos.

Así lo consideran los especialistas en la materia, quienes aseguran que para distinguir un buen veterinario, va mucho en el criterio. Cuando uno lleva a su mascota al veterinario, uno debe exigir que le expliquen la patología que tiene, que se realicen los exámenes complementarios, ejemplo básico, una radiografía simple, un examen de sangre o una ecografía, que también se practica a nuestros hermanos menores.

La clave está en sentirse en confianza con el médico. Es una lata llevar a la mascota al veterinario, donde no se entiende nada o el veterinario no sabe explicarse. Es recomendable preguntar todo, ya que más que pagar por un servicio, está en juego la vida de la mascota. También es recomendable buscar segundas opiniones.

Los dueños de mascotas deben siempre preguntar al veterinario: ¿qué le puso?, ¿por qué se lo puso?, ¿para qué se lo puso?, ¿qué tiene mi mascota?, ¿cuál es su diagnóstico?. Es responsabilidad del dueño informarse.

En tanto, al momento de elegir un profesional influye la recomendación y el trabajo profesional, influye el boca a boca, también es importante que la clínica le de confianza al dueño. Además, algo fundamental es el trato que se le entrega a la mascota y que el profesional explique claramente el diagnóstico y el tratamiento a seguir para la mascota.

Por ello, se recomienda preguntar en la consulta o bien estar atento si el profesional explica lo siguiente: si la mascota necesita realmente ese producto; cada cuántas horas, para qué sirve; cuál es la cantidad adecuada; cuáles son las consecuencias y efectos que tendrá en el regalón.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Nacional, Noticias, Salud
© 2017 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: