Vittori se cuelga del primer Oscar para Chile tratando de limpiar su imagen

1955686

Texto: Juan Zamorano – Fotografía: Internet

Ayer domingo 28 de febrero se produjo un hecho histórico para nuestro país: por primera vez una producción cinematográfica producida por realizadores chilenos obtuvo el premio Oscar, se trata del cortometraje Historia de un Oso, escrita y dirigida por Gabriel Osorio, el cual se adjudicó el galardón de la Academia como Mejor Corto Animado.

Esta realización nacional está basada en la historia del abuelo de su director, quien fue exiliado durante la dictadura militar. Se trata de Leopoldo Osorio Cornejo, militante del Partido Socialista (PS) que fue regidor de Maipú (equivalente al puesto de concejal hoy en día) desde 1971 hasta el Golpe Militar de 1973. Tras permanecer dos años en prisión fue exiliado, vivió 10 años en Inglaterra y actualmente vive en la Villa Zaror de nuestra comuna.

Ni corto ni perezoso, el imputado alcalde Christian Vittori aprovechó que el inspirador de Historia de un Oso es maipucino, para intentar lavar su manchada imagen, realizando esta mañana una hipócrita ceremonia de reconocimiento para Leopoldo Osorio Cornejo, en la cual se le nombró como Vecino Ilustre “por su aporte a Maipú y ser el inspirador de tan bella historia de exilio y retorno”.

Sin duda muy lindas palabras, pero llenas de hipocresía, así es, porque si nuestra formalizada primera autoridad comunal realmente fuera un genuino defensor de los derechos humanos, no tendría trabajando en la Municipalidad a Osvaldo Silva Serqueira, un ex agente de la CNI cuya chapa durante la dictadura militar era la de Cristian Andueza, un ser delesnable del cual ya le hemos hablado anteriormente en Revista Mi Gente y del que muchas personalidades cercanas a los derechos humanos, como Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, nos han expresado su malestar por la presencia de este individuo en el municipio de nuestra comuna.

Un homenaje sincero no debería basarse en un acto hipócrita, en ese sentido, más que aprovecharse de esta coyuntura para tratar de lavar su mala imagen, si realmente el imputado alcalde Vittori quisiera homenajear al inspirador de Historia de un Oso bastaría con sacar del municipio al ex CNI Osvaldo Silva Serqueira, ese sería realmente el mejor homenaje para Leopoldo Osorio Cornejo y para todas las víctimas de la dictadura y sus familias.

 

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Cultura, Maipú, Nacional, Noticias, Opinion
© 2834 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: