ZUMBIDOS EN LOS OIDOS

que-es-el-acufeno-1

Texto: Revista Mi Gente – Fotografía: Archivo

Todos hemos experimentado ocasionalmente la percepción de ruido en los oídos. Estos ruidos “internos”, ya que no provienen del exterior, se les denomina técnicamente con la palabra acúfenos o tinitus. Afortunadamente, la gran mayoría de las veces estos ruidos son transitorios, de unos pocos segundos de duración, y luego desaparecen. El problema se presenta cuando el zumbido de oídos se hace permanente, alterando la paz y tranquilidad de quien lo sufre.

Tipos de Tinitus

La característica acústica de los ruidos percibidos por las personas es muy variada. Pueden escucharse pitos, ruidos asimilados al ruido del mar o del viento, al ruido de una sierra, de un grillo, a latidos, a una válvula de vapor, etc., incluso oírse voces o música. La intensidad del ruido percibido también es variable y va desde muy leve, apenas audible, hasta ruidos cuyas intensidades son realmente intolerables, capaces de arruinar la calidad de vida del paciente, con la descripción de casos excepcionales en que se ha llegado al suicidio.

Causas de Tinitus

La causa íntima y exacta de gran parte de los ruidos de oídos es un misterio aún no descifrado, por lo tanto, la explicación del mal todavía permanece en el territorio de las teorías. Una teoría corresponde a un especialista chileno y se resume más o menos en lo siguiente: Nuestro organismo emite diferentes ruidos internos, propios del trabajo de cada sistema u órgano, sean éstos de índole mecánica o eléctrica. El oído no es ajeno a la emisión de ruidos propios, pero éstos no son normalmente audibles porque disponemos de un sistema de “silenciadores” biológicos que nos impide escucharlos. El tinitus aparecería al dañarse, por cualquier circunstancia, el “sistema silenciador”, lo cual ocasionaría un “escape” de ruido, que sería lo percibido por el paciente.

Un tapón de cerumen, una contractura de los músculos masticadores, infecciones y tumores del oído, un golpe de sonido, ciertas intoxicaciones, varias enfermedades propias del oído y algunas de orden general, se cuentan entre las muchas y variadas causas de tinitus. En suma, existe un abanico de afecciones que puede alterar de algún modo el funcionamiento del sistema auditivo y generar ruido de oídos. Un otorrinólogo nacional define metafóricamente el tinitus como “el lamento del sistema auditivo cuando sufre a una agresión”.

Tratamiento

Los especialistas solicitan varias pruebas audiológicas y de otro tipo para buscar el origen del tinitus. En un porcentaje es posible encontrar su causa y curar la enfermedad, sin embargo, en muchísimos casos es imposible determinarla, o bien, la enfermedad que lo ocasiona no es tratable del todo. De allí que el pronóstico de los ruidos de oído sea considerado generalmente malo o, a lo menos, impredecible.

Cuando no ha sido posible identificar una causa, el tratamiento del tinitus se fundamenta en el conocimiento y experiencia de cada especialista. En la práctica, muchos pacientes terminan por resignarse a convivir con su ruido, otros consiguen atenuarlo y los más afortunados logran erradicarlo.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

Este artículo pertenece a : Nacional, Noticias, Salud
© 5830 Mi Gente. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
A %d blogueros les gusta esto: