¡A no bajar los brazos!

Texto: Pedro Albornoz V. – Fotografía: RIG

Ya es un hecho de la causa, nuestras autoridades nacionales han iniciado un proceso de desconfinamiento paulatino en el país, por sectores, paso a paso como se ha dicho, bajo el argumento que el aumento de casos de contagio se ha ido reduciendo, que los hospitales ya no están colapsados, que ya no hay escasez de ventiladores mecánicos y que ya no existe el dilema ético de «la última cama».

En la Región Metropolitana son 7 las comunas del sector oriente que parten con el desconfinamiento. Y este «Plan Paso a Paso» no ha estado exento de polémicas, ya que tanto especialistas en materia de salud como la ciudadanía cuestionan la medida y la califican como de alto riesgo, toda vez que en diversos países de Europa que se atrevieron a regresar a una «nueva normalidad» han presentado preocupantes rebrotes, como es el caso de España, en donde las autoridades sanitarias de dicho país no descartan tener que volver al confinamiento debido a la cantidad de nuevos contagios que se han registrado cuando ya creían que la situación se estaba empezando a normalizar.

Más allá de la polémica de esta medida gradual de desconfinamiento, más allá de si es o no correcta, lo importante está en el accionar de cada uno de nosotros como personas, ya que nadie más que nosotros mismos se preocupará realmente por nuestra salud y la de nuestras familias. No nos confiemos, por mucho que nos digan que ya podemos gradualmente salir del confinamiento, debemos ser pacientes y esperar, seguir haciendo cuarentena, y a los que nos vemos en la obligación de salir a la calle por razones laborales, tenemos que hacerlo con todas las medidas de precaución que nos han repetido hasta la saciedad en todo este tiempo: lavado de manos con jabón y alcoholgel, uso de mascarilla, uso de guantes, y desinfectar con cloro nuestros calzados al regresar al hogar. El coronavirus aún está al acecho, ¡A no bajar los brazos!

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: