Calidad del aire: una responsabilidad de todos

Texto: Revista Mi Gente – Fotografía: Internet

Con el otoño y el invierno se inicia el periodo crítico de contaminación ambiental en Santiago, lo que obliga a las autoridades, coordinadas por la Intendencia Metropolitana, a tomar ciertas medidas preventivas.

Sin embargo, si la calidad del aire empeora, el riesgo de enfermedades respiratorias aumenta en niños y adultos mayores. Esto obliga a tomar medidas más drásticas, más aún hoy en día con la pandemia del coronavirus, las cuales van desde la prohibición del uso de chimeneas domiciliarias, incluidas las que poseen doble cámara, hasta el cierre de fuentes contaminantes y prohibición de actividades físicas.

Por eso, es importante también que todos colaboremos durante este periodo de mayor crisis atmosférica.

Todos los hogares sufren de contaminación intradomiciliaria, la que se filtra desde el exterior, y producto del desconocimiento, parece no tener el grado de atención que amerita en términos de impacto para la salud de las personas. La utilización de combustible para el uso doméstico, como el gas natural, gas licuado y kerosene, aumentan los índices al interior de las viviendas, incluso, en muchos casos, superando los niveles de la calle.

Es necesario seguir algunos simples consejos, como respetar la restricción vehicular, de esta forma se evitará una multa y contribuirá a una menor contaminación.

También es fundamental preferir el uso de energías limpias, evitando utilizar leña como combustible de calefacción, ahora, si ya posee una estufa o chimenea, no la utilice en días de excepción ambiental.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: