Conversamos con la directiva de la Asociación Gremial de Comerciantes del Mercado Municipal de Maipú

Texto y Fotografía: Revista Mi Gente

En el año 1977 fue inaugurado el Mercado Municipal de Maipú, el cual nació como una forma de erradicar la “Feria Chacarera” que solía instalarse en Avda. 5 de Abril, cerca de la actual Plaza Mayor de la comuna. El terreno en donde se emplazó el mercado hace 43 años, ubicado en Avda. Primera Transversal, fue cedido por el vecino y ex alcalde José Luis Infante. En principio, sus locales ofrecían frutas y verduras, pero al pasar los años aumentó la gama de productos, abarcando carnes, pescados, mariscos y abarrotes. También llegaron a instalarse bazares, zapaterías, florerías y restaurantes en sus dependencias.

En enero del año 2019, sus instalaciones fueron cerradas para dar inicio a las obras de construcción del Nuevo Mercado Municipal de Maipú, siendo sus locatarios trasladados a un recinto provisorio – ubicado a un costado del que se está reconstruyendo – en donde han continuado atendiendo a la población ofreciendo sus productos y servicios.

Revista Mi Gente conversó con la directiva de la Asociación Gremial de Comerciantes del Mercado Municipal de Maipú. En dependencias del local provisorio nos recibió la Relacionadora Pública de la Asociación, Ximena Mejías, quien nos presentó a la Presidenta de la Asociación, Carmen Rivas; el Delegado de Frutas y Verduras, César Estrada; el Delegado de Pescadería, Fernando Pino; la Delegada de Restaurant, Alejandra Cortés, con quienes conversamos respecto a la historia, presente y futuro de la remodelación del mercado, además de cómo han seguido adelante tras el estadillo social y durante la pandemia, todo mientras nos tomamos un tecito servido gentilmente por la Sra. Carmen. También nos acompañó durante algunos minutos de conversación la Segunda Directora de la Asociación Gremial, Hilda Valdenegro.

LA CONSTRUCCIÓN DEL NUEVO MERCADO

Nos relatan que durante la gestión del ex alcalde Alberto Undurraga se les presentó por primera vez la idea de construir un nuevo Mercado Municipal más moderno, en aquellos años se hablaba de un proyecto muy ambicioso que involucraba a toda la manzana. Años después, la gestión edilicia de Christian Vittori presentó un nuevo proyecto, al cual se opusieron los locatarios pues la idea de dicha iniciativa era convertir al mercado en una especie de mall, lo cual fue rechazado ya que no respetaba ni la historia ni la tradición del recinto. Hasta que llegó la actual alcaldesa Cathy Barriga, en la cual durante su administración se hicieron modificaciones al proyecto, respetando al menos un diseño más tradicional y rústico acorde a lo que es un mercado, siendo el proyecto financiado en un 100% por el Gobierno Regional Metropolitano.

EL CIERRE Y EL TRASLADO AL RECINTO PROVISORIO

El 29 de enero de 2019 se cerró el tradicional Mercado Municipal para comenzar las obras de construcción del nuevo recinto, siendo trasladados los comerciantes a un local provisorio para seguir atendiendo, un traslado que no estuvo exento de dificultades, han tenido dos años muy difíciles, faltó publicidad y difusión en relación a que el mercado seguía atendiendo en sus dependencias provisorias, sin embargo, en octubre del año pasado igualmente les quisieron subir el valor de los arriendos. Además, al instalarse los locatarios en enero de 2019 en el mercado provisorio tuvieron que estar alrededor de dos meses sin funcionar, ya que tuvieron que hacer una serie de arreglos en sus puestos para poder trabajar, debido a que no estaban las condiciones óptimas para poder operar, cuyos gastos corrieron por cuenta de ellos mismos.

OBSERVACIONES A LAS OBRAS DEL NUEVO MERCADO

Nos relatan que aproximadamente en septiembre del año pasado tuvieron la oportunidad de conocer las obras de construcción del nuevo mercado, ocasión en la que se percataron de una serie de detalles que poseen las mismas, particularmente en los sectores destinados a rubros como restaurantes, carnicerías y pescaderías, entre otros. Indican que no hay contemplados canales de desagüe por frente a los locales de pescaderías, el desagüe que hay para todo lo que ellos ocupan (cuatro fileteros lavando con agua) es el mismo desagüe del centro, el cual ni siquiera tiene pendiente, lo que puede generar una serie de problemas, como tapar los desagües compartidos con los restaurantes que se ubican a sus espaldas; no se consideraron rampas para personas con discapacidad, solo tienen contemplado “una cuestión que suba a una persona”, lo que no es algo acorde a un mercado; los estacionamientos están en el subterráneo, lo que implica que la gente que compre no podrá bajar con sus carros al vehículo ya que no hay rampas para llegar al mismo; el subterráneo no cuenta con ventilación; los baños están en el subterráneo, o sea, la gente que esté comprando va a tener que bajar hasta el subterráneo cuando necesiten ir al baño; instalaron unas cámaras de frío que en realidad no son cámaras de frío, son solamente unas bodegas que ni siquiera se sabe si tienen desagüe o agua; consideraron solamente una rampa para bajar toda la mercadería de todos los locatarios y de todos los rubros; y en los restaurantes no se cumple con el metraje mínimo para poder operar como tales.

FUNCIONAMIENTO TRAS EL ESTALLIDO SOCIAL

Tras producirse el estallido social en octubre del año 2019 tuvieron que elaborar un plan de contingencia, cuando se producían los desmanes en la Plaza de Maipú tenían todo un procedimiento para el cierre de puertas, lo que obviamente les repercutió en la atención del público, ya que se veían obligados a cerrar a las 13 ó 14 horas, sufriendo un evidente desmedro en sus ventas, sin embargo, de igual modo tuvieron que seguir cumpliendo con el pago de los arriendos y de los intereses si es que se atrasaban en pagar, ya que no se les hizo ninguna condonación.

OPERACIÓN DEL MERCADO EN ÉPOCA DE PANDEMIA

Al explotar los casos de Covid-19 a mediados de marzo del año pasado en Chile, con el consiguiente confinamiento que se produjo debido a la cuarentena, el rubro de los restaurantes debió cerrar y no pudieron operar aproximadamente durante 6 meses, pero tuvieron que cumplir igual con el pago de los arriendos en todo ese tiempo y con los intereses por los retrasos, ya que tampoco hubo condonación ni se les realizó ningún tipo de descuento. En cuanto a los bienes de primera necesidad como frutas y verduras, dichos locales siempre han permanecido abiertos, es decir, el mercado en sí nunca ha cerrado en todo este tiempo. No obstante, las ventas han disminuido en alrededor de un 30% – 40%. Por el hecho de estar en Fase 2, lo que significa cuarentena en los fines de semana, les ha repercutido negativamente, ya que justamente el fuerte con las ventas para ellos eran los fines de semana.

Ximena Mejías, Carmen Rivas, César Estrada, Fernando Pino y Alejandra Cortés no quieren ser catalogados como “mal agradecidos”, al contrario, señalan que están muy agradecidos y contentos por el nuevo mercado, ya que es algo con lo que ellos siempre han soñado, sin embargo, sienten el deber y la responsabilidad de dar a conocer las observaciones que ellos plantean. Por otro lado, advierten que se debe respetar la historia y la tradición del mercado, el cual para ellos siempre debe ser conocido como el “Mercado Municipal de Maipú”, una tradición de 43 años al cual invitan a todos los vecinos y vecinas de la comuna a asistir, comprar y consumir sus más diversos productos.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: