El endémico mal uso de los grifos en verano

Texto: Pedro Albornoz V. – Fotografía: RIG

En esta época estival Maipú no escapa a una realidad generalizada en todo el país, incluso en estos tiempos de pandemia, se trata de la apertura irregular y el mal uso de los grifos, un mal endémico de nuestra sociedad que se incrementa en tiempos de calor. Hace bastantes años se instalaron en diversas plazas de la comuna unos delfines lanza aguas que refrescaban a la población, esto contribuía a minimizar el mal uso de los grifos en los sectores más populosos de Maipú, sin embargo, llevamos otros tantos años en que dichos delfines están inoperativos y hoy lucen más secos que nunca y abandonados a su suerte.

A Bomberos no le corresponde el cuidado y protección de los grifos, estos son propiedad de cada concesionaria y en el caso de Maipú, esta es SMAPA. Desgraciadamente su mal uso los deja inutilizables, poniendo en riesgo a la misma comunidad ante una eventual emergencia. Los especialistas en el tema aseguran que esto es un 50% de maldad de la gente y un 50% responde a un trasfondo social, es decir, el tener una herramienta para romper un grifo implica un cierto dolo, pero también es cierto que la gente que no tiene los recursos para ir a una piscina o a la playa recurren a los grifos.

En lo que respecta a Carabineros, entre sus labores preventivas diarias se encuentra el informar a los estamentos municipales, provinciales y/o regionales toda anomalía detectada en sus patrullajes, una de ellas es notificar la apertura de grifos de forma no habitual vía oficio a los estamentos que correspondan.

En este tema, resulta importante y fundamental las campañas que SMAPA ha realizado durante los últimos cuatro años para concientizar sobre el uso correcto de los grifos, además de difundir entre la comunidad consejos para el cuidado responsable del agua, para entender que la rapidez para combatir un incendio depende del buen estado de los grifos.

Además, los tradicionales Maipool Party que se solían llevar a cabo antes del coronavirus en diferentes puntos de nuestra comuna, verdaderos parques acuáticos itinerantes, contribuyeron para que la comunidad escapara del calor, olvidando por un momento el impulso de tener que abrir grifos para refrescarse, lo que contribuyó a minimizar el daño por el mal uso de los grifos tal como hace años se logró con aquellos delfines.

Ojalá algún día la conciencia sea inherente a las personas y se cuiden los grifos sin necesidad de campañas comunicacionales ni de parques acuáticos itinerantes, ojalá, porque en este verano será difícil aplicar dichas medidas de esparcimiento por el Covid-19, ya que sanitariamente es necesario evitar aglomeraciones para bajar la tasa de contagios.

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: