El rol fundamental de los medios de comunicación alternativos

Texto: Pedro Albornoz V. – Fotografía: RIG

La importancia de los medios de comunicación alternativos y comunales es sumamente importante en la actualidad. Si bien es cierto que su alcance puede ser limitado, ellos son una opción que permite a las personas adquirir una identificación superior a la que pueden ofrecer otros.

En primer lugar, es importante destacar que en diferentes oportunidades los medios de comunicación alternativos y comunales le dan tribuna a quienes no tienen la oportunidad de expresarse. Es que no siempre las instancias políticas o sociales les ofrecen a las personas y a los ciudadanos la oportunidad de manifestarse, sea entendido como formas de aceptación o rechazo de las diferentes situaciones a las que se exponen.

Es acá donde los medios de comunicación alternativos cobran relevancia al permitir que la gente más desprotegida pueda también participar de los debates sociales, políticos y religiosos que para ellos revisten real importancia.

En segundo lugar, los medios de comunicación alternativos están constituidos en muchas oportunidades por los mismos vecinos, quienes conocen mejor la realidad que les rodea porque están inmersos en las situaciones mismas que les afectan directamente.

En diferentes oportunidades estos medios de comunicación alternativos son alimentados con información de los mismos problemas que aquejan a los vecinos. Por ende son las mismas personas quienes protagonizan sus propias noticias y quienes son los héroes de sus propias historias, mostradas a través de sus propios medios de comunicación. Esta función de identificación realza el carácter mismo y reafirma su misión y objetivos primarios.

En tercer lugar, los medios de comunicación alternativos están generalmente en manos de personas independientes. Si bien todas las personas tienen puntos de vista desde donde analizan la realidad, su visión frente a los vecinos es más honesta porque están inmersos con ellos. Las personas que trabajan en estos medios e informan a sus pares no pueden faltar a la honestidad debido a que son parte de esa misma comunidad. En ningún caso representan un nombre que sea sinónimo de anonimato y que no les diga nada a sus conciudadanos. Son ellos mismos.

En cuarto lugar, alejados de las grandes peleas políticas, se pueden encargar de recoger las verdaderas inquietudes, de esos detalles que por muy pequeños que parezcan para el mundo son enormes dificultades para el hombre, la mujer y los niños comunes.

No es casualidad que las democracias crezcan en paralelo a los medios de comunicación, no es casualidad que nuestro país haya nacido junto a su primer periódico: La Aurora de Chile, ¡Ese es el nivel de importancia que ostentan los medios de comunicación! Y a nivel local dicha relevancia se incrementa por lo ya expuesto en los párrafos anteriores: Son alimentados con información de los mismos problemas que aquejan a los vecinos.

Las informaciones no son un simple producto de consumo; son también un bien público, tanto por su relevancia para la democracia como por la importancia que representan para quienes se benefician de ellas. Más aún cuando el mercado de los medios está distorsionado por entes que usan su poder económico para castigar a medios que para sus propósitos son menos dóciles.

En la era de las fake news y la política del odio a través de las redes sociales, el periodismo local y alternativo de calidad es más indispensable que nunca, aunque para algunos resulte ser un modelo de negocios poco viable, pero si miramos más allá: ¡Su beneficio social para la comunidad es mucho más relevante!

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: