Nuestra Señora del Carmen: Patrona y Reina de Chile

Texto: Revista Mi Gente – Fotografía: Internet

Hoy jueves 16 de julio se conmemora la festividad de Nuestra Señora del Carmen (cuya celebración tiene este año evidentes tintes especiales a raíz de la pandemia que asola a Chile y el mundo). En esta fecha, hemos sentido la necesidad de honrar humildemente y con eterna devoción a la figura maternal de la Virgen del Carmen, Patrona y Reina de Chile.

Quién sabe, la fe mueve montañas y tal vez nada habría sido igual si esos valientes hombres y militares que liberaron a Chile del yugo colonial no hubiesen confiado en la madre celestial. La imagen de Nuestra Señora del Carmen, que se venera en el Santuario Nacional de Maipú, es encargada a Quito en 1785 por su dueño originario, el español don Martín de Lecuna. Él la veneraba en la capilla de su chacra San Martín, en Ñuñoa, desde donde era llevada periódicamente hasta la Iglesia de San Agustín, para rezarle la novena que finalizaba el 16 de julio, día de la fiesta mariana. Durante su permanencia en dicha iglesia, recibía la adhesión de los fieles, entre los que se encontraban las familias de muchos patriotas criollos, como don José Miguel Carrera y sus hermanos; don Bernardo O’Higgins y don Manuel Rodríguez. Son dos las imágenes del Carmen que los chilenos veneran con especial cariño; la del Santuario Nacional de Maipú y la de la Catedral Metropolitana, de factura francesa coronada en 1926. La devoción llegó a Chile de la mano de Pedro de Valdivia, quien prometió nombrar en su honor el primer templo construido en sus dominios. Durante la Colonia, la Virgen del Carmen se instaló como el principal ícono mariano de Chile y, antes de las batallas decisivas de la Independencia, don Bernardo O’Higgins la declaró Patrona y Generala de las Armas de Chile. El 5 de enero de 1817 jura solemne de la Virgen del Carmen como Patrona del “Ejército Unido de los Andes y de Chile”, en la Iglesia Matriz de Mendoza.

El general José de San Martín puso su bastón en la mano derecha de la imagen divina, como símbolo del mando supremo de la Virgen sobre dicho ejército. Ese mismo día se realizó la Jura de la primera bandera independiente del Ejército de los Andes. El 11 de febrero de 1817, en víspera de la batalla de Chacabuco, en la cuesta norte de Chacabuco, don Bernardo O’Higgins y sus soldados reiteran el juramento de Mendoza y proclaman a Nuestra Señora del Carmen “Patrona y Generalísima de las Armas de Chile”. El 16 de julio de 1817, la celebración del día de Nuestra Señora del Carmen, en ese año, adquirió relevancia especial con la condecoración de los héroes de Chacabuco en la Iglesia de San Francisco, en presencia de don Bernardo O’Higgins y don José de San Martín.

“Hoy es el día de la Patrona de nuestros ejércitos. Desde lo alto del Carmelo se ha derramado a la virtud de la fortaleza sobre los defensores de la patria, sobre los hijos de la libertad que sostienen con las armas la que recibieron del cielo. Los vencedores de los Andes han obtenido en este día glorioso el premio decretado a su virtud y a su ardimiento”. (P. Joaquín Alliende Luco)

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: