Síndrome Inflamatorio Multisistémico en niños ligado al COVID-19

Texto: Revista Mi Gente – Fotografía: Internet

Usted ya habrá escuchado seguramente informes en las noticias sobre una posible conexión entre el COVID-19 y una enfermedad en los niños que por el momento se le llama Síndrome Inflamatorio Multisistémico (MIS-C, por sus siglas en inglés). Se está examinando esto con mucho cuidado y tratando de aprender todo lo que se pueda sobre este síndrome reconocido. Los científicos de todo el mundo, incluyendo a pediatras especialistas, están trabajando para entender este síndrome y cuál es la mejor forma de diagnosticarlo y tratarlo.

La conexión entre el COVID-19 y el MIS-C no se entiende muy bien, y no sabemos quién corre mayor riesgo de la enfermedad. Sin embargo, la American Academy of Pediatrics (AAP) quiere tranquilizar a los padres comunicándoles que muy pocos niños se enferman de gravedad del virus que causa el COVID-19. Además, la mayoría de los niños que han sido diagnosticados con MIS-C se han recuperado después de recibir atención médica.

​Los niños con MIS-C tienen fiebre e inflamación en sus cuerpos que la confirman los exámenes de laboratorio. Aunque es diferente, la afección tiene similitudes con otras afecciones poco comunes en la infancia, tales como la enfermedad de Kawasaki y el síndrome del choque tóxico, debido a que tiene algunos de los mismos síntomas.

Los niños con MIS-C se ponen muy enfermos con señales de inflamación en muchos de sus órganos internos, tales como intestinos, corazón, pulmones y riñones.

Contacte a su pediatra de inmediato si nota cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre que dura más de 3 días.
  • Dolor de estómago, diarrea o vómito.
  • Dolor de cuello.
  • Sarpullidos o cambios en el color de la piel.
  • Ojos rojos.
  • Parece más cansado de lo normal.
  • Problemas para respirar.
  • Dolor o presión en el pecho que no desaparece.
  • Su niño parece confundido.
  • Incapaz de despertarse o permanecer despierto.
  • Color azulado en los labios o cara.

Existen varios exámenes que sus médicos pueden realizar para ayudar con el diagnóstico del MIS-C, como:

  • Exámenes de sangre.
  • Radiografías de pecho.
  • ​Ultrasonido del corazón (ecocardiograma).
  • Ultrasonido abdominal.

Además, los medicamentos para tratar la inflamación y líquidos pueden ayudar a su niño a sentirse mejor. La mayoría de los niños que se enferman con MIS-C necesitarán ser tratados al hospital. Algunos necesitarán recibir atención médica en la unidad de cuidados intensivos.

La mejor manera de prevenir el MIS-C es continuar tomando medidas​ que ayuden a evitar la exposición al COVID-19. Por ejemplo, recuerde: ​

  • ​Lavarse la manos con frecuencia con agua y jabón por 20 segundos. Si el agua y el jabón no están disponibles, use un desinfectante para manos a base de alcohol.
  • Evite a las personas que están enfermas y mantenga una distancia de 2 metros entre su niño y las personas que no viven en su hogar.
  • Use cubiertas de tela para la cara.
  • Limpie y desinfecte a diario las superficies de «alto tráfico» en su hogar.
  • Lave la ropa y los juguetes de peluche con la configuración de agua más caliente recomendada, y séquelos por completo.​​

(Fuente de Información: Healthy Children)

Comparte tu opinión:

Comparte tu opinión:

A %d blogueros les gusta esto: